Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

Aranda se siente huérfana en sus planes de desarrollo

La localidad paga su escaso peso político local, la falta de proyectos y el evidente abandono de las administraciones

Ante esta situación, se antoja estrictamente necesario crear un proyecto de dinamización de la comarca para vender la marca Ribera

Vista aérea de Aranda

Vista aérea de Aranda / Ruta del Vino Ribera del Duero

Aranda es la capital de una comarca rica en emprendimiento. En lucha. Una comarca que, probablemente, ha conseguido lo que tiene por trabajo y empeño propio, no gracias a la ayuda de nadie. Porque precisamente, ese es uno de los temas que este lunes hemos puesto sobre la mesa en la SER en nuestro tiempo de tertulia con Ángel Martínez y Rafael Miquel. ¿Está Aranda ante un olvido constante de las administraciones? ¿Valladolid y Burgos han hecho algo por la capital ribereña o más bien han restado oportunidades y negado inversiones?

"El 17 de enero del seseinta y pico, se le concedió a Aranda ser una descongestión industrial de Madrid, y en diez días eso se conviertió en un no. Dicen que por maniobras puede que se le concediera a Burgos, y esa es una historia que nos ha marcado mucho. Ahora por la democracia hay entornos más diferentes, esto es una guerra entre David y Goliat. Nosotros somos David. Y el problema es que los jefes de nuestros políticos son los que están al otro lado. Y hay una jerarqúia. Siempre he tenido la sensación de que Aranda ha ganado muchísimo pese a lo sola que ha estado. Y eso es gracias por la logística, la lucha de todos... Y por eso no tenemos que querer ser grandes como ellos sino querer gestionar bien nuestra bipolaridad con un plan. Pero en este caso en las infraestructuras tenemos problemas como un hospital bueno, una autovía buena y un ferrocarril bueno", cuenta Miquel.

Martínez, por su parte, ha enumerado brillantemente el olvido sistemático de las administraciones con Aranda y la comarca. "Una de las cosas o un pecado que existe en nuestra comunidad es que haya nueve núcleos importantes más Ponferrada. Y parece que hay una obsesión por cubrir eso... ¿Dónde van esos servicios? A ellos. En todo, se centran en esos núcleos. De palabra se le escapó al alcalde de Valladolid cuando dijo que invertir en el resto de la comunidad era un gasto, menos en la capital. Y de obra, ¿cuánto tiempo llevamos con lo del nuevo hospital? ¿Hace cuánto no se ha creado nuevas ofertas de formación profesional acordes a lo que tenemos? ¿Cuando se abrió la residencia Virgen de las Viñas cómo se tuvo que hacer? ¿Cuánto costó que funcionara el ramal ferroviario? ¿Cuántas bibliotecas de la Junta tenemos? Porque somos iguales que Soria y ellos no necesitan una Casa de la Cultura. ¿Dónde ha ido el dinero de las Fundaciones de las cajas? ¿Cuántas facultades tenemos, si Béjar o Ponferrada tienen, por qué nosotros no? ¿Cuánto ha invertido la Junta en los polígonos de Aranda? ¿Cómo es la sede de la Junta en Aranda, si da pena? Y no os voy a hablar del centro de profesores", relata Ángel.

Para Miquel Aranda podrá avanzar "aprendiendo de los errores que hemos cometido en el pasado". "Al foco de que hoy hablamos si tenemos a Burgos y Valladolid como aliados o contrincantes en algunas de las peleas que tenemos, vuelvo a posicionarme en que los tenemos en contra. No creo que la Junta esté siendo partidaria de apostar por nuestro hospital. No hay lógicas de servicio. Y lo que más nos aliaría son estrategias como la del otro día, ver a Aranda como una comarca, que tampoco tiene por qué ser burgalesa. Que tenemos parte de Soria y Segovia. Y tenemos que tener nuestro plan. Por ejemplo la autovía, no les interesa a Valladolid. Creo que tenemos que ir paso a paso", añade.

Los políticos, señalados

Ángel Martínez y Rafa Miquel, en la charla / Cadena SER

Que el día a día se rige por la política es una obviedad. Que la comarca carece apenas de representantes en las administraciones, también. Y los pocos que hay, señalados, para Ángel Martínez. "¿Qué es lo que tengo como conclusión? Tenemos que no esperar nada. No perder nuestras fuerzas en estar a ver si convencemos a alguien. ¿Que no quieren darnos nada? Que no lo hagan. Estamos solos. Y después de 40 años no hemos conseguido nada. Hemos de organizarnos. Y cambiar sobre todo nuestros pensamientos, hagamos que la comarca sea la parte que corresponde de Soria y Segovia. El voto que yo planteo es complicado porque tiene que surgir de cosas como lo de Teruel Existe. Pero si tenemos una séptima parte de la provincia y hay nueve procuradores, tratemos de sacar uno. Porque si depende de los partidos... Tenemos dos representantes solo en la Junta, que piensan más en su bienestar personal o en su pueblo. Algo está ocurriendo que no hay que denunciar", cuenta Ángel. 

"Hay que ver cómo se mueven los dineros, los dineros de nuestros impuestos. Soy de los que además por relativo opino que nuestra Diputación no ha mirado historicamente bien a nuestra Ribera. La prueba está en cómo ve la Diputación de Valladolid a la Ribera vallisoletana y cómo ve la de Burgos a su Ribera, y ese es otro ejemplo. Volvemos a depender de los partidos y de la política", añade Miquel.

¿Solución?

Pero, ¿quñe respuesta se puede dar ante esta situación? Para Martínez "tenemos un tejido empresarial fuerte". "Dentro del sector trabajador no descarto que pudiera haber alguien que diera el paso y el asociacionismo aquí es muy fuerte, y siempre ha rechazado moverse por los partidos. El problema es que pedir un día en las Cortes que se arregle una carretera no lleva a nada. El otro día ponía el ejemplo de Brazacorta, tienen que dar más vuelta por no arreglarles un simple camino. Hay que hacer más. Poco a poco tenemos que avanzar. Y si hay que liberar a algún concejal se hace, si tenemos un perfil adecuado, vamos a intentarlo con un proyecto ambicioso", propone.

"Algo que nos vendría fenomenal es asumir las realidades. En un partido de Aranda sus representantes tienen que asumir que no pintan nada. Aquí se habla y tal pero se trata de encaminar a través de los políticos lo que necesita la sociedad. Las listas al estar cerradas no se puede hacer nada. Yo creo que hay que ir a lo práctico, ser reales, tener nuestros planes por cada proyecto. Hay que coger las infraestructuras, el hospital, y en cada cosa organizándonos, y el caso de las mesas de trabajo puede ser lo mejor. De alguna forma comarcalizar todo, que todos estén representados. Y tener planes en todos esos proyectos, y seguir vendiendo la comarca con todas sus potencialidades. Hay que creerse que tenemos oportunidades. Tenemos una de las zonas más importantes vitivinícolamente hablando. La potenciabilidad de Aranda es pensar en un Madrid de 10 millones de habitantes en diez años. Porque va a necesitar soltar cosas", sentencia.

Este maravilloso tiempo de tertulia puede reproducirse en el siguiente audio.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?