Miércoles, 05 de Mayo de 2021

Otras localidades

Reclamaciones consumo

WiZink, condenado a devolver 15.000 euros por intereses abusivos de una tarjeta revolving

La afectada inició una reclamación a la entidad por los intereses "abusivos" de una tarjeta Visa Citi Classic que contrató en el año 2002. Después de casi 20 años, la Justicia le ha dado la razón, anulando el contrato de la tarjeta por usura.

La TAE aplicada a dicha tarjeta ascendía hasta el 26,82%, un porcentaje que se sitúa "muy por encima de la media de los intereses de los préstamos al consumo en la época en que se contrató".

La TAE aplicada a dicha tarjeta ascendía hasta el 26,82%, un porcentaje que se sitúa "muy por encima de la media de los intereses de los préstamos al consumo en la época en que se contrató". / Archivo

El Juzgado de Primera Instancia de Barakaldo ha obligado a Wizink Bank a devolver a una vecina del municipio vizcaíno más de 15.000 euros por "intereses usurarios" de una tarjeta revolving. La afectada inició una reclamación a la entidad por los intereses "abusivos" de una tarjeta Visa Citi Classic que contrató en el año 2002. Después de casi 20 años, la Justicia le ha dado la razón, anulando el contrato de la tarjeta por usura.

La TAE aplicada a dicha tarjeta ascendía hasta el 26,82%, un porcentaje que se sitúa "muy por encima de la media de los intereses de los préstamos al consumo en la época en que se contrató".

Así es como funcionan las conocidas como tarjetas revolving, con unos intereses "extremadamente elevados que provocan que, aunque la deuda se pague cada mes, apenas disminuya", ha explicado el despacho de abogados Reclama Por Mí, que ha gestionado este caso.

Con esta metodología, las tarjetas revolving acaban generando una deuda por la que, en ocasiones, el usuario puede llegar a pagar el doble o más de la cantidad prestada y puede tardar más de 20 años en amortizarla.

Por ello, la afectada de este caso, vecina de Barakaldo, decidió llevar a Wizink Bank a los tribunales alegando que los intereses de su préstamo eran usurarios. Tras analizar la situación y algunas sentencias anteriores correspondientes a circunstancias similares, el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barakaldo ha decidido anular el contrato.

Sentencia

Según se desprende de la propia sentencia, "las facilidades y la misma operativa de la tarjeta de crédito terminan propiciando una carga financiera que hace eterna la deuda para el deudor, configurando en su conjunto, y atendiendo en exclusiva al interés del prestamista, una operación financiera en grave perjuicio del cliente", ha indicado el despacho de abogados

Como consecuencia de la anulación del contrato, la afectada no sólo deja de pagar su deuda, sino que además se le devuelve todo lo que haya abonado en concepto de intereses y comisiones que haya superado la cantidad de la que dispuso en un primer momento. Por tanto, esta vecina de Barakaldo recibe finalmente 15.250,47 euros.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?