Jueves, 23 de Septiembre de 2021

Otras localidades

El Conde de Mélito en el barrio de Llamosí

A finales del siglo XIX, Juan Bautista Llamosí empezó a urbanizar unas tierras que tenía junto a la Iglesia de los Ángeles, en el límite entre los términos municipales de Valencia y el Cabañal.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Durante gran parte del siglo XIX, el frente marítimo de Valencia estaba dividido en dos municipios independientes de la capital conocidos como Vilanova del Grau –la parte más cercana al Puerto- y Poble Nou de la Mar, la histórica partida de barracas que se extendía por el Cañamelar, el Cabañal y el Cap de França. Antes de la anexión de estos poblados a la Ciudad de Valencia, que se produjo en 1897, la zona limítrofe entre la capital y dichos municipios, se fue urbanizando sin ningún plan establecido, a petición de los propios propietarios de los terrenos, que según las características del mismo, adoptaba una geometría marcada por los caminos y las acequias existentes.

Los terrenos pertenecientes al municipio de Valencia en el límite con el borde norte del Poble Nou de la Mar, en la desembocadura del Camino del Cabañal junto a la Iglesia de los Ángeles, eran a finales del siglo XIX propiedad de Juan Bautista Llamosí, que proyectó allí un nuevo barrio formado por pequeñas manzanas cuadrangulares cuya trama viaria se adaptaba, más o menos, al trazado existente en el vecino poblado del Cabañal y el Cap de França. Como era habitual en la época, la nueva barriada recibió el nombre de su promotor, Barrio de Llamosí, y sus calles fueron en un principio denominadas extraoficialmente con números ordinales –calle primera, calle segunda, calle tercera, etc.- las longitudinales paralelas al mar, mientras que a las transversales se les denominó como travesías – travesía primera, travesía segunda, etc.

A pesar de que a lo largo del primer tercio del siglo XX hubo varios intentos de imponer unos nombres oficiales a las calles del Barrio de Llamosí, no fue hasta 1940, dentro del plan de reforma del nomenclátor urbano llevado a cabo en la posguerra por el cronista Salvador Carreres cuando se les dio el nombre oficial que aún ostentan. Para denominar las calles del Barrio de Llamosí, Carreres eligió un listado de personalidades destacadas -caballeros, marinos y nobles- relacionados con la historia del Reino cristiano de Valencia como Luis Peixó, Pedro Maza o el Conde de Almenara, entre otros.

Siguiendo el mismo criterio, para la 5ª Travesía del Barrio de Llamosí, Carreres propuso el nombre de calle Conde de Melito, en honor a Diego Hurtado de Mendoza, militar y noble español que fue nombrado virrey de Valencia en 1520. Antes de eso, Hurtado de Mendoza participó con gran éxito en la campaña de Nápoles, donde destacó en la toma del lugar de Mélito, por lo cual fue recompensado con su condado y con la Grandeza de España. Ya en Valencia, su convulso mandato fue protagonizado por la revuelta de las Germanías, las cuales no supo apaciguar por la vía diplomática, y el episodio acabó en una gran masacre y posterior represión contra los líderes

agermanados vencidos. El Conde de Melito fue sustituido por Germana de Foix al frente del Virreinato de Valencia en 1523, y fue nombrado por Carlos V Consejero del Estado. Falleció en Toledo en 1536.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?