Lunes, 24 de Enero de 2022

Otras localidades

La asociación Biziz Bizi ve "peligroso" el bidegorri del Ayuntamiento

El área de Movilidad ha construido una ruta segregada del tráfico para conectar ambas márgenes de la ría y alrededor de la rotonda de la plaza Ernesto Erkoreka

El área de Movilidad ha construido una ruta segregada del tráfico para conectar ambos márgenes de la ría y alrededor de la rotonda de la plaza Ernesto Erkoreka.

El área de Movilidad ha construido una ruta segregada del tráfico para conectar ambos márgenes de la ría y alrededor de la rotonda de la plaza Ernesto Erkoreka. / Cadena SER

"Circular por el carril bici supone exponerse. Si no cedes el paso como ciclista y aseguras que los coches te van a respetar, eres carne de cañón". La advertencia es de Carlos Marzón, portavoz del colectivo ciclista de la villa que asegura haber recibido numerosas quejas de usuarios con miedo a utilizar el nuevo bidegorri.

Desde hace un mes está operativo el trazado segregado para los ciclistas en el entorno de la casa consistorial. El área de Movilidad ha diseñado una ruta separada del tráfico con dos carriles de circulación en el puente para conectar el Campo Volantín y el paseo de Uribitarte y con la rotonda de la plaza Ernesto Erkoreka, rodeándola con un tercer carril específico para los ciclistas. Toda la zona está protegida con bolardos.

Desde la asociación Biziz Bizi aplauden que se esté dando preferencia a la bicicleta y creen que se ha resuelto de manera segura una vieja reivindicación, como es la conexión entre un lado y otro del puente. Sin embargo, señalan como puntos críticos los cruces de la rotonda porque "en una rotonda pequeña como ésta el ángulo ciego es enorme", advierte Mazón. Aseguran que han recibido quejas de usuarios con miedo a circular por la zona pintada. "Es especialmente peligroso cuando se da un adelamiento dentro de la rotonda. Puede ocurrir que el primer coche sí pare, pero el segundo no", avisa.

Otro de los elementos que les suscita dudas es la incorporación desde la rotonda hacia el Campo Volantín, en dirección hacia la Salve. Sobre la calzada unas líneas amarillas ceden el paso a los ciclistas que, para incorporarse al bidegorri, deben ir de frente a los coches, una maniobra que según Mazón no es fácil para los usuarios menos experimentados, "hay que atraverse a hacerlo".

Fuentes del área de Movilidad responden que se ha llegado a esta solución después de contrastar otras alternativas y garantizan que el bidegorri es seguro. Recuerdan que en todo el trazado es el ciclista el que tiene preferencia. Por tanto, los vehículos que no ceden el paso a las bicicletas o que se detienen sobre el bidegorri, cortando el paso a las bicis, son los que están incumpliendo el reglamento de circulación.

Insisten en que el objetivo es conseguir la convivencia entre ciclistas y conductores, aunque admiten que todavía queda trabajo por hacer en ese sentido. Conscientes de los contratiempos que suelen ocurrir, tanto cuando comparten calzada como cuando van en carriles separados, ultiman una campaña informativa para hacer pedagogía e instruir a los ciudadanos sobre las nuevas señales que han ido implantándose en la ciudad a medida que la bicicleta ha ido ganando terreno.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?