Sociedad

Cierra URSSA tras el rechazo del Ayuntamiento a una recalificación en Campo de los Palacios

La polémica parcela de Olárizu sale a la venta y está valorada en 12,2 millones de euros

URSSA entró en fase de liquidación el pasado mes de enero

Vitoria

Otra empresa mítica de Vitoria que pasa a ser historia. URSSA, que llevaba mucho tiempo inmersa en una profunda crisis y estaba en concurso de acreedores, ha cerrado. La firma que se dedicó a obras tan emblemáticas como las famosas estructuras metálicas del Guggenheim de Bilbao está en fase de liquidación desde el pasado 18 de enero y el pasado 6 de mayo el juzgado mercantil de Vitoria aprobó finalmente el plan de liquidación. Las instalaciones de Campo de los Palacios llevan tiempo cerradas y en Júndiz sólo quedan tres trabajadores para culminar los últimos trámites antes de su disolución definitiva.

Este capítulo final ha llegado después de que los dueños de la fábrica, la Corporación Mondragón, no consiguiera que el Ayuntamiento de Vitoria impulsara la recalificación de los terrenos industriales de Campo de los Palacios para promover viviendas. Era la última bala para refinanciar la deuda con los acreedores y sacar adelante un plan de viabilidad que había diseñado la empresa para intentar la supervivencia de la actividad. Ese plan incluía que se pudieran construir en torno a 500 viviendas en esos terrenos detrás del Lidl de Iturritxu.

Pero no fue así. En el Ayuntamiento de Vitoria no se alcanzó el consenso suficiente al respecto. La empresa mantuvo encuentros con los partidos políticos. El Gobierno municipal (PNV-PSE) les trasladó que no tenía votos suficientes para sacar adelante la iniciativa. EH Bildu decía que, a pesar de que la recalificación tenía el objetivo de salvar la empresa, la operación era un "pelotazo". El Partido Popular, en principio proclive a la recalificación, tampoco llegó a comprometerse aludiendo a que el socio del Gobierno de Urtaran para el Plan General era Podemos. La empresa tampoco consiguió el apoyo de Elkarrekin Podemos a la recalificación.

El Gobierno de Urtaran, que apoyaba la recalificación urbanística para salvar a la empresa, renunció en todo caso a dar pasos más proactivos para intentar sacar la iniciativa adelante y apostó por que la petición de la empresa se estudiara dentro del debate del nuevo Plan General de Ordenación Urbana que lleva años de retraso y todavía no tiene siquiera aprobado un avance. En junio PNV-PSE-Podemos aprobaron las bases para el debate del Plan General y, entre otras cuestiones, acordaron "estudiar la posibilidad de reubicar las industrias de Campo de los Palacios en otros polígonos, permitiendo implantar en el ámbito usos más amables (residencial-terciario-equipamiento) procurando favorecer la consolidación del Anillo Verde, en particular del espacio colindante con el parque de Olarizu".

Los ritmos para salvar a la empresa exigían movimientos más rápidos al margen del empantanado debate del Plan General, pero esos pasos no se llegaron a dar y el plan de viabilidad que había diseñado la empresa no consiguió el beneplácito de los acreedores. URSSA pasó a mejor vida.

"El acuerdo con las entidades financieras pasaba por la recalificación urbanística de los terrenos de Campo de los Palacios, siendo que a pesar de las numerosas gestiones realizadas por la concursada con el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, no se ha podido alcanzar el consenso político necesario para la citada recalificación, lo que ha impedido a la concursada poder alcanzar el acuerdo con las entidades financieras y, por consiguiente, una solución del concurso por la vía del convenio de acreedores", se lee en la documentación judicial sobre la liquidación de la empresa a la que ha tenido acceso la CADENA SER.

El cierre de la empresa ha provocado la salida de un centenar de trabajadores, en su mayoría socios cooperativistas que han sido recolocados en otras empresas del grupo Mondragón o han acordado prejubilaciones u otras figuras incluidas en los planes de reestructuración de la firma cooperativista. También se alcanzó un acuerdo para un ERE con los trabajadores de la empresa que no eran cooperativistas.

El solar de Campo de los Palacios, a la venta

Dentro del proceso de liquidación de la empresa, ahora los polémicos solares de Campo de los Palacios salen a subasta. Están valorados en 12,2 millones de euros "considerando que las perspectivas para que los citados terrenos puedan llegar a obtener la calificación de suelo residencial son razonablemente elevadas". Si en un futuro el Ayuntamiento quiere retirar de ese punto las ruinas industriales, tendrá que negociar con quienes se hagan con esos terrenos. En ocasiones anteriores, este tipo de acuerdos ha pasado por una recalificación urbanística acordada con el Ayuntamiento.

Google Maps

También está a la venta la parcela de Júndiz valorada en 10,7 millones de euros, tal y como adelantó Crónica Vasca. El plazo para optar a ambos terrenos está abierto hasta principios de septiembre.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad