Coruña Deportiva
Fútbol

Álex Bergantiños: “Somos los primeros que no estamos satisfechos de cómo jugamos”

El capitán insiste en pedir calma y cree que el problema del Deportivo está en las distancias entre los futbolistas en el campo

Susi Garcia

A Coruña

El capitán del Deportivo, Alex Bergantiños, valoró la situación del Deportivo en este inicio de campeonato. Para el de la Sagrada Familia, su equipo está teniendo un problema claro en el juego, relacionado, considera, con la ubicación de los jugadores sobre el campo y explica que en la caseta no están satisfechos por el juego mostrado en estas tres primeras jornadas “Somos los primeros que no estamos satisfechos de cómo jugamos”, asegura. El centrocampista coruñés añade que “el principal problema es conectar bien las distancias entre nosotros. Tenemos distancias incorrectas a la hora de pasar y nos está costando la última fase de tres cuartos a llegar en mejores condiciones. Está todo relacionado. Ocupando los espacios. Son movimientos y coordinaciones que tenemos que ir cogiendo”.

Valora como algo muy positivo que la afición esté preocupada por el juego del equipo y cree que esto pone en valor la exigencia de un club como el herculino. “Somos unos de los favoritos y tendremos ese grado de exigencia siempre. Es bueno que haya preocupación, eso es que la gente está pendiente del equipo. Porque les apasiona y eso debe hacernos a nosotros estar más alerta que nunca. Mantener la cabeza fría”, reflexiona. Insiste en que “hay que creer en el proyecto”.

Cuidar a la afición

Para Álex Bergantiños, el único patrimonio que tiene el Deportivo es el de su gente. Más de 22.000 socios demuestran que a pesar de la categoría, la gente sigue muy de cerca y no abandona a su equipo. Y eso, a la larga, tendrá su recompensa. “Es un privilegio que tenemos aquí. En pocas partes del mundo se vive lo que se vive aquí en torno al Depor. Es una semilla que se germinó en la época de Arsenio y que se inculca de padres a hijos. Llevamos tres años en este tercer nivel del fútbol español y ver cómo la gente se apasiona en todos los detalles del club, ir a Riazor con la familia es un fenómeno que tenemos aquí y que debemos mantener. Nos da identidad y nos mantiene unidos. Ojalá el equipo a corto plazo consiga devolver a la afición todo lo que nos está dando. El único activo que tiene el club es ese y hay que cuidarlo. Tarde o temprano es la que va a lograr que volvamos hacia arriba”, asegura.

El partido ante el Celta B: ganar o ganar

El capitán del Deportivo entiende que para los aficionados es fundamental que no se repita lo ocurrido el pasado curso en Balaídos, cuando el Depor perdió 2-1 en Vigo y la afición celeste se mofó de la derrota del eterno rival ante su filial. “Todo el mundo sabe que es un partido diferente. Con el añadido de lo que pasó el año pasado y la tensión. Jugaremos en un estadio de Primera División”, explica.

Por último, se refirió Bergantiños al caso Lucas Pérez, que este verano quería regresar al Deportivo. “Lucas tenía esa puerta abierta de venir a ayudar. Son cuestiones muy complejas y era muy difícil de cuadrar todo. Como compañero que he sido de él y conozco su sentimiento y la espina que tiene de revertir esa situación. Ojalá pueda volver en un futuro cercano y darnos ese gran fútbol que tiene para ayudar al club”, concluye.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad