Sociedad

El grueso de las indemnizaciones por la catástrofe del Prestige sigue pendiente 20 años después

El abogado de Nunca Mais advierte de la complejidad y la dilación del proceso

En noviembre de 2002, el petrolero 'Prestige', cargado con 77.033 toneladas de fueloil,se partió en dos frente a las costas gallegas(Reuters)

A Coruña

Se cumplen 20 años de la catástrofe del Prestige y continúa la batalla judicial por el cobro de las indemnizaciones aprobadas por los tribunales españoles, que llegan a los 2.500 millones de euros. El Estado español sigue pendiente del grueso de ese paquete que deberían abonar, según la sentencia, la aseguradora The London P&I Club; la propietaria del barco, Mare Shipping y el Fondo Internacional para la Indemnización de Daños causados por Hidrocarburos (Fidac).

El abogado de Nunca Máis, Pedro Trepat, ha subrayado la complejidad jurídica del proceso con una resolución que se hace aún más difícil tras el Brexit. Si se produjera una sentencia favorable a los intereses españoles y gallegos la indemnización ascendería a un máximo de mil millones que es el límite contratado entre la naviera y la aseguradora. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado que prevalece el fallo de la justicia española sobre el arbitraje británico y fija el pago en 855 millones de euros.

Más información

El reparto de la primera parte de las indemnizaciones se produjo 17 años después del siniestro, en 2017 y fueron 51,7 millones aportados por la aseguradora y el Fondo Internacional de compensación de daños por hidrocarburos. Nunca Mais ejerció en el proceso la acusación popular y finalizó su acción a nivel judicial en el momento en que comenzó el proceso civil, al no representar a ninguna persona jurídica concreta.

La plataforma intentó, no obstante, reclamar compensaciones en el proceso penal ampliando la querella contra ABS, la clasificadora que validó la reparación que permitió al Prestige salir a navegar de nuevo, realizada en China. La Audiencia revocó la ampliación y el proceso siguió en los tribunales de Estados Unidos en un contencioso que terminó perdiendo el gobierno español. El abogado de Nunca Mais, Pedro Trepat, advierte del difícil camino para lograr las compensaciones.

El único condenado tras el juicio fue el capitán del Prestige, Apostolos Mangouras, de avanzada edad, por un delito contra el medio ambiente. El único alto cargo imputado, que terminó absuelto, fue el director general de la Marina Mercante, José Luis López-Sors, por el alejamiento del barco de la costa.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad