Sociedad

Así se preparan en Lugo los vecinos del barrio de A Residencia para un frio invierno

En una de las zonas más obreras de la ciudad se "teme, y mucho" a su llegada por la subida de los precios

Así se preparan en Lugo los vecinos del barrio de  A Residencia para un frio invierno

Así se preparan en Lugo los vecinos del barrio de A Residencia para un frio invierno

13:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669889856243/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Lugo

Las peripecias realizadas por la raza humana para no pasar frio y no quedarse sin un duro son inexplorables. Cuando la electricidad y el gas experimentaron una subida nunca antes vista las redes sociales se llenaron de tiktokers e instagramers que regalaban trucos infalibles para engañar al recibo.

Lo hemos probado todo. Desde ser los inspectores Gadget de los enchufes hasta poner la alarma a las cinco de la madrugada para planchar y poner la lavadora. Pero... ¿Ha valido de algo?

Los lucenses están divididos entre los que no notan "para nada ese aumento del precio que hablan en al tele" y los que temen, "y mucho", al frio invierno de la antigua Lucus Augusti. "Tener hijos en casa y calentarla sin que el bolsillo lo note es muy difícil", cuenta una vecina del barrio de A Residencia.

Camisetas térmicas, mantas y acostumbrarse a que estar en manga corta en casa tampoco era lo más normal. "Estábamos muy mal acostumbrados", dice otra vecina, refiriéndose al "derroche" que se hacia en muchas casas de la luz y el gas.

No obstante, fuera las malas costumbres, es una realidad que la vida cada vez cuesta más y los ingresos no suben. "La gasolina, la cesta de la compra... es que es todo y la vida no puede parar. Cocinar tienes que cocinar para comer y el dinero no llega para todo", señala otro de los vecinos del barrio.

Y si el problema en los hogares es evidente, en los locales de hostelería todavía es mayor. Luisa, que regenta "El Bar de Luisa", afirma que los recibos se han multiplicado hasta por cuatro. Dan servicio de medio día en un barrio obrero y trabajador al que "no se le puede subir mucho el precio". Tienen el menú del día en 10 euros, y que les salga rentable "obliga a ingeniárnoslas más que nunca", dice.

En definitiva, la vida está muy cara y la cuenta del banco no crece. El miedo al frio y al pago de las facturas de la luz y el gas es una realidad instalada entre la sociedad lucense.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad