Sociedad

Afectados por el proyecto eólico de As Encrobas lo tachan de "atentado" contra un entorno ambiental privilegiado

Antonio Abril reprocha a la Xunta la aprobación de la Declaración de impacto medio ambiental del proyecto de Naturgy en una zona de alto valor paisajístico

Lago de As Encrobas / I. A. (La Opinión A Coruña)

La aprobación de declaraciones de impacto ambiental de parques eólicos en Galicia siguen generando indignación y el rechazo de particulares y entidades. La Xunta acaba de dar luz verde al proyecto promovido por Naturgy en As Encrobas, en Cerceda: 4 aerogeneradores en el entorno de la térmica de Meirama y en la zona donde nace el río Barcés, el mismo que desemboca en el embalse de Cecebre y que suministra el agua a toda el área coruñesa. Casi medio centenar de alegaciones han sido presentadas al proyecto. Uno de los propietarios de monte afectado por el eólico, Antonio Abril, tacha la propuesta de la eléctrica directamente de "atentado" contra el medio ambiente.

Más información

Considera "absolutamente inaceptable" la implantación de eólicos en entornos medioambientales privilegiados y de gran valor ecológico, como el de As Encrobas, a 30 kilómetros de A Coruña. La conservación de estas zonas debe ser una prioridad, advierte Abril, frente a lobis eólicos con claros intereses económicos.

No cuestiona la necesidad de las energías renovables, pero en condiciones y lugares adecuados. Abril Abadín se pregunta por qué se crean figuras tan importantes como la Red Natura o la Reserva de la Biosfera si después no se toman suficientes medidas para preservarla. Galicia exporta energía. No es justo, declara este afectado, que los gallegos asumamos tan alto coste. Compara esta situación con la vivida en su momento en Galicia con la energía hidráulica y la construcción de minicentrales en nuestros ríos. Critica que la Xunta no haya respondido a sus alegaciones.

El parque eólico de As Encrobas tendrá cuatro aerogeneradores, cada uno de cinco megavatios. Cada uno, con una altura de más de 127 metros. Naturgy prevé invertir 20 millones de euros. Es uno de los varios parques previstos para Cerceda.

La Xunta informó de forma favorable 66 de los 140 parques eólicos y acelera la tramitación de los 48 que quedan

El plazo dado por el Gobierno central para la tramitación de los parques eólicos antes del 25 de enero es una fecha que "preocupa" en el Ejecutivo autonómico, si bien ya ha dado curso a 92 de los 140 proyectos presentados (de menos de 50 megavatios), de los cuales 66 han obtenido una declaración ambiental favorable y los otros 26 negativa, los cuales decaen automáticamente (no hay opción de recurrirlos).

Es el balance que ha llevado el vicepresidente primero y conselleiro de Economía, Industria e Innovación, Francisco Conde, al Consello de la Xunta. Tras la reunión del Gobierno que preside Alfonso Rueda, el responsable industrial del Ejecutivo autonómico dio los detalles de las tramitaciones en curso y explicó que se seguirán cursando los 48 parques restantes hasta el martes 24, cuando concluye el plazo.

De entre estos 48 parques -de menos de 50 megavatios-, aquellos que se queden sin una declaración de impacto ambiental podrán seguir con la tramitación ordinaria, pero perderán el permiso de acceso y conexión que concede Red Eléctrica, por lo que tienen que volver a optar al 'enganche'. En lo que respecta a la tramitación de la Xunta, seguirá adelante --pendiente de esa resolución de Red Eléctrica--, en virtud de la excepción que la Xunta incluyó en la Ley de medidas administrativas y fiscales --conocida como ley de acompañamiento-- que entró en vigor el 1 de enero de 2023.

Sin salir de los 48 parques eólicos pendientes, en ese paquete se encuentran cinco proyectos a los que el Gobierno autonómico viene de otorgarle el carácter de "prioridad de despacho" en el Consello de este jueves, tal y como le permite también la legislación autonómica. Este carácter prioritario se otorga a aquellas iniciativas vinculadas a una industria instalada y que, en todo caso, no supone la aprobación del proyecto, sino su evaluación prioritaria (por estar ligado a un contrato de compra venta de energía de más del 50 por ciento de la producción).

Se trata, en concreto, del proyecto de 78 megavatios en A Estrada y Cuntis, en la provincia de Pontevedra, que surtirán a la refinería de Repsol de A Coruña. En este sentido, Francisco Conde ha avanzado que habrá más iniciativas de este tipo (de prioridad de despacho) en próximas semanas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00