Cine y TV

"Me sabe mal": las lágrimas de una comensal de 'First Dates' tras dar calabazas a su cita por su físico

Ángela no le ha dado una segunda oportunidad a Alejandro a pesar de haber mantenido una charla de lo más agradable

Ángela reconoce que no tendría una segunda cita con Alejandro. / First Dates

Madrid

Ángela ha llegado este martes al restaurante de First Dates con el objetivo de encontrar a un chico de mente abierta, liberal, que le trate como una reina y si puede ser que se cuide físicamente. Después de diez años casada, y tras haber tenido algunas varias relaciones esporádicas, la mujer de 38 años busca a un chico aunque pese a que reconoce que le gustan las chicas para jugar. Tras dar a conocer sus gustos personales, el equipo del programa le ha emparejado con Alejandro, un chico fitness que hace muchísimo deporte y que venía buscando a una chica deportista como él.

Más información

Y lo cierto es que la cita no ha ido nada mal. Tras sentarse a cenar en una de las mesas del famoso restaurante dirigido por Carlos Sobera, la pareja ha comenzado a conocerse un poco mejor. Después de hablar sobre sus pasiones y sus trabajos, Ángela ha querido saber cómo era su cita en el plano amoroso. Tras reconocerse como una persona de mente abierta, la comensal le ha explicado a su cita que le gustaba ir a locales de intercambio de parejas, que le atraen las chicas y que le gusta compartirlas en pareja. Algo que sorprendía a Alejandro, quien reconocía que siempre ha tenido relaciones más convencionales.

Ángela y Alejandro parecen haber congeniado

Sin embargo, no le cerraba las puertas a probar otro tipo de situaciones como hacer un trío con dos chicas: "Nunca lo he hecho y me llama la atención, no hay que cerrarse a nada". Más aún después de que Ángela le hablara acerca de los beneficios de este tipo de experiencias y de lo mucho que se está perdiendo por no haberlo hecho ya. Dado que a Alejandro le estaba interesando todo lo que le contaba Ángela en el plano sexual, esta decidía dirigir la conversación por estos lares porque, tal y como ha reconocido durante la cita, le encanta hablar de sexo.

Entre otras cosas, Ángela le ha explicado que le fascinan los juguetes sexuales. También que practica sexo con lencería fina y tacones y que no le dice que no a unas esposas. Mientras tanto, Alejandro le hablaba sobre los lugares más raros en los que ha mantenido relaciones y le explicaba que había sido en el mar, pero que le fascinaría hacerlo en el baño de un avión. Sin embargo, y a pesar de que ambos parecían estar en la misma sintonía, la cita se ha ido al traste en la siempre temible decisión final.

Ángela se echa a llorar tras dar calabazas a su cita

Tras una cita de lo más agradable, Ángela y Alejandro se sentaban frente a las cámaras del programa para determinar si tendrían una segunda cita o no. El primero en responder fue el peluquero canino, quien reconocía que le encantaría seguir conociendo a su cita: "La verdad es que sí que tendría una segunda cita porque me gustaría seguir conociéndola; me parece muy interesante. A parte del físico, la conversación me ha gustado mucho porque ha fluido bastante".

Pero Ángela le ha dicho que no. A pesar de que han tenido una cita de lo más agradable, ha preferido no seguir conociendo a Alejandro porque no era su tipo: "No tendría una cita porque soy una chica a la que le encanta cuidarse y tú, pese a que sé que haces deporte, no eres mi tipo de chico físicamente". A continuación, la comensal comenzaba a llorar de los nervios de la situación y Alejandro le aseguraba que no pasaba nada por el hecho de que le hubiese dicho que no. De esta manera, los comensales volvieron a sus respectivas casas de la misma manera que llegaron a First Dates.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad