SER Deportivos AsturiasSER Deportivos Asturias
Fórmula 1

La hazaña de Alonso que aún no se explican ni en Alpine: "Lo estamos intentando comprender con los ordenadores..."

El asturiano finalizó noveno en Canadá, pero llevó al Alpine a pelear con los mejores por primera vez

Alonso y el ingeniero jefe de Red Bull, Paul Monaghan, se saludan en la previa de la carrera. / Lars Baron

La historia de Fernando Alonso en el Gran Premio de Canadá de 2022 se puede resumir en una frase: protagonizó el mejor fin de semana de la temporada y acabó noveno. Explicarlo ya es más difícil.

Más información

Para ello, el Diario AS ha hablado con el jefe de equipo de Alpine, Otmar Szafnauer.

¿Por qué pudo situar al Alpine segundo en la parrilla, cuando ese coche no acostumbra ni de lejos a esas posiciones?

“Es una muy buena pregunta. Con todos los ordenadores que tenemos, que son muchos, todavía estamos intentando comprender las diferencias. Parte de la razón es que él estuvo genial en la lluvia, pero ya había sido rápido el viernes. No fue solo el sábado. Otra parte son las circunstancias, la pista se va secando y hay muchas variables”.

¿Qué le pasó al coche el domingo?

“No estoy seguro de que solo le haya pasado a él, aunque lo parece. Fernando tenía un problema, una fuga en la unidad de potencia. Afortunadamente no fue tan grave como para abandonar”.

¿Va a pelear Alpine con Mercedes?

“El ritmo del coche en lluvia era bueno. En seco, pensábamos que no seríamos tan rápidos como Ferrari y Red Bull, pero que estaríamos con Mercedes. Luego nos superaron. Pero debemos ser realistas, no vamos a acabar terceros el campeonato de constructores así que sumamos más que nuestros rivales directos. Espero que podamos volver a pelear con Mercedes, son un par de décimas. Los motores están parejos y la diferencia está en la carga aerodinámica”.

Pérdida de potencia, el último de los problemas técnicos

La fuga en la unidad de potencia mencionada por Szafnauer restó muchísima velocidad al Alpine de Alonso, que, como ha explicado el jefe de equipo de Alpine, aspiraba aún en seco a luchar con los Mercedes. Lo máximo que pudo conseguir el asturiano fue finalizar séptimo de la parrilla, después de una aguerrida defensa a Bottas, con la ayuda de Esteban Ocon. Sin embargo, horas después de la carrera fue sancionado con cinco segundos que le hicieron perder dos posiciones.

Alonso consiguió la segunda posición en la clasificación del sábado, algo que no conseguía desde 2012. Volvió a hacer soñar a sus seguidores, pero el domingo trajo la decepción: un insípido noveno puesto que se une a la lista de frustraciones del asturiano esta temporada, la mayoría de ellas por circunstancias externas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad