La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

"Quiero organizar los apuntes para ayudar a mis nietos": la prioridad de Luis, que se ha sacado el bachiller con 87 años

Luis Marín Montejo tiene 87 años y acaba de sacarse el bachillerato en el Instituto Vasco de Educación a Distancia de Bilbao

A los cinco años perdió a su padre. "En casa siempre hemos andado con dificultades", cuenta. Con 15 años le ofrecieron ir a trabajar a un caserío, muy lejos de su casa, y aceptó. Desde entonces, ha encadenado un trabajo con otro. Por ese motivo dejó de estudiar pronto. Dicen que nunca es tarde para alcanzar aquello que queremos, y esta tarde Marín lo ha demostrado. A sus 87 años ha conseguido terminar el bachillerato gracias al Instituto Vasco de Educación a Distancia de Bilbao.

Su asignatura preferida era dibujo y las que se le hicieron más cuesta arriba, matemáticas e inglés. Sin embargo, señala, "disfrutaba de todas" porque iba "por el placer de aprender". Por encima de todo recuerda a los profesores, especialmente a los de inglés y matemáticas, por ser de alguna manera su personal cruz. En dibujo tenía una pequeña ventaja, pues los últimos 25 años de su vida laboral se dedicó a dibujar las estructuras de barcos.

"Hicieron promoción para que hiciéramos un curso de memoria y lo hice, después, me propusieron hacer la ESO y lo hice, y ahora, el bachillerato", dice Marín. Han sido diez años de esfuerzo que le han costado mucho esfuerzo y constancia, pero que han merecido la pena. Además del bachillerato, ha obtenido el B1 de euskera. También ha sido administrador de su comunidad durante cuatro años y abuelo a tiempo completo.

Sus nietos, su prioridad

Sus planes ahora, recién graduado, los tiene claros. No pasan exactamente por él mismo, sino por sus nietos, que son su prioridad. "Tengo que organizar mis apuntes porque quiero que les sirva a mis nietos", explica. Tiene tres, de 19, 11 y 10 años, a los que, además, cuidaba al tiempo que estudiaba.

De la edad de su nieto mayor eran sus compañeros de clase, con lo que no hizo un grupo de amigos porque, refleja, iba a "centrarse en aprender", pero con quienes mantuvo siempre una buena relación. Uno de ellos, de hecho, le enseñó a usar el metro para poder llegar a las clases.

De mayor, inventor

A los 87 todavía hay mucha vida por delante. Si no que se lo digan a Luis Marín. "Quiero hacer un generador de energía, que no genere combustibles ni residuos", explica. También tiene dibujado un generador de olas, con el que pretende ayudar al que lo necesite, pues en la zona siempre hay problemas con ese tema. Un inventor en potencia, que por el momento no se plantea ir a la Universidad, pero que pretende llevar a cabo sus ideas con el fin de facilitar la vida al resto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad