Fórmula 1

Leclerc falla a Ferrari y a Sainz le condena Ferrari

El abandono de Leclerc yendo 1º y la mala estrategia con Sainz condenan su remontada y a la Scuderia. Victoria de Verstappen, con Sainz 5º y Alonso 6º

Carlos Sainz, durante el GP de Francia / Joe Portlock

Francia prometía calor, degradación y mucho sufrimiento. Para el piloto y para el ingeniero, para el mecánico y el estratega. Pero quien más terminó sufriendo fue el piloto con el dorsal 16, que cuando no es su equipo, es él quien se baja de la lucha por el Mundial. Leclerc cometió un error en lo que pareció ser la enésima incomparecencia de Ferrari. Después del arribo que le dio Carlos Sainz en la clasificación con el rebufo, le tocaba afrontar en solitario el duelo con los Red Bull. Se cayó Pérez, adelantado por Hamilton en la salida y víctima de la degradación. Su contendiente, aunque cada vez lo sea menos, era Verstappen. El líder del Mundial se sentía más rápido y a pesar de demostrarlo, era incapaz de superar a Leclerc en la pista, ni con el DRS mediante. El monegasco se aferró a la primera posición subsanando su falta de velocidad en recta rascando décimas en el paso por curva. Tras diez vueltas en modo ataque, Verstappen puso el modo estratega. Cesó en sus ataques cuerpo a cuerpo y buscó el golpe estratégico parando en boxes en la vuelta 16. Lo que no sabía es que iba a tener una de las victorias más cómodas de su carrera.

Más información

Leclerc regala el triunfo a Verstappen

Con la patata caliente en el box de Ferrari, Leclerc tiró hasta que llegó la tragedia. En la vuelta 20 perdía el control del Ferrari en Signes y se iba contra el muro. Gritos, respiración jadeante y una ira descontrolada. “No he podido soltar el acelerador”, reportaba por radio el monegasco. Después de la carrera, cambiaba el discurso. "He cometido un error donde no lo debería haber cometido. Si cometo estos errores no debo ganar el campeonato. Sin excusas", reconocía a DAZN F1. Lo que parecía ser una avería terminó siendo un error de pilotaje.

Tercer abandono para él yendo líder. Barcelona, Bakú y Francia. 75 puntos a la basura. Así es imposible y más cuando Max Verstappen no entiende de errores. Presionó, agobió y condicionó a su enemigos hasta hacerle fallar. El Mundial lo tiene a tiro. Son 63 puntos sobre Leclerc a falta de 10 grandes premios.

Los mecánicos de Red Bull celebrando la victoria de Verstappen / ERIC GAILLARD / POOL

La catástrofe del 16 coincidió con la torpeza de Ferrari en el otro lado del box. Carlos Sainz, en medio de su meteórica remontada, se cruzó con un pit-stop muy lento que fue culminado con un ‘unsafe release’ que le acarreó una sanción de cinco segundos. Su única espada estaba condicionada después de firmar una escalada desde la 19º plaza en la que partía hasta la 8º en apenas 20 vueltas. No sería la última. Subió hasta el podio a falta de diez vueltas con dos luchas titánicas con Russel y Pérez por el camino. Sobrepasó al Mercedes por el exterior en Signes, en un adelantamiento sobrecogedor, no apto para cardíacos, en una de las curvas más rápidas del calendario. Con Pérez se batió en un cuerpo a cuerpo en el que venció por pura pillería mientras discutía la estrategia por la radio. Rápido y astuto. Al contrario que su muro. Ferrari, con el podio en la mano, le entró el miedo y lo mandó al box. Y tiró por tierra otros 15 puntos.

Las paradas en boxes condenaron la remontada de Sainz / ERIC GAILLARD

A falta de diez vueltas, un nuevo juego de neumáticos medios. Ni el propio Carlos lo entendía, que se había peleado con su box mientras se batía con Pérez. Carrera a contrarreloj desde la novena plaza. El objetivo era volver a lo que ya tenía, pero de nuevo, una nefasta decisión de Ferrari le quitó puntos. 19 adelantamientos en pista de todas las formas y colores, 14 posiciones ganadas y vuelta rápida, pero sabe a muy poco viendo lo que se podría haber conseguido. Carlos se frustraba desde la 5º plaza mientras Russell y Pérez se enzarzaban en una lucha por el podio que se llevó el más listo, el británico, que rebasó al mexicano con el final del Virtual Safety Car. Doblete de Mercedes, el primero de la temporada en el segundo y tercer escalón del podio. Hamilton terminó 2º en su Gran Premio 300 en la F1.

Alonso, ritmo y puntos

El piloto asturiano prometía más ritmo en carrera del que demostró en clasificación. El espectáculo siempre lo brinda. Su salida fue apoteósica desde la 7º posición. Sobrepasó por el interior a Norris y mantuvo el pie abajo para superar a Russell por fuera en la siguiente curva. Dos posiciones por puras manos, pues poco le duró el 5º puesto. A los pocos giros Russell recuperó posición, aunque su guerra era con los Mclaren.

Alonso y Russell durante el GP de Francia / SEBASTIEN NOGIER

El bicampeón los mantuvo a raya durante toda la carrera, con un ritmo notablemente superior al de un Norris que le amenazó sólo cuando él quiso. "Estoy dejando que se me acerque para que destroce sus gomas", avisaba al ingeniero cuando el británico asomaba a distancia DRS. No fue rival el joven piloto de Woking, que terminó desfalleciendo como el piloto con más vueltas completas de la historia de la Fórmula 1 había predecido. 6º y más puntos para el bolsillo en un fin de semana en el que demostró ser rápido, pero sobre todo, haber subsanado la degradación que antes acuciaba a Alpine. Sin obstáculos mecánicos de por medio, es el mejor del resto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad