Fuego y chinchetas
Música

Sonorama pone broche gallego a su 25 aniversario

El festival de Aranda de Duero se despide entre reencuentros en una especial jornada de domingo

Ambiente durante la actuación anoche de la Casa Azul en la última jornada del 25 Sonorama, una edición especial en la que han coincidido el 25 aniversario y la vuelta a la normalidad, / paco santamaria (EFE)

Aranda de Duero

Cuatro días de Sonorama Ribera son largos, como una carrera de fondo, pero muchas veces las fuerzas y las ganas las dejas para la recta final. El cartel de esta edición ya había desvelado casi todos los regalos, pero quedaba una muy especial, la aparición de uno de los mejores letristas de nuestro país, Xoel López. El gallego puso el broche a una Plaza del Trigo por la que han pasado Nena Daconte, La Habitación Roja e Izal como ansiadas sorpresas de esta mítica plaza.

La incógnita del último invitado se desveló sobre las tres de la tarde, cuando Javier Ajenjo, director del festival, salió a las tablas del Trigo para dar paso a un hombre que ha estado muy ligado a la historia de Sonorama. Xoel López estuvo bien arropado por algunas banderas gallegas que parece que ya presagiaron su llegada ya que una noche antes salió en el concierto especial del 25 aniversario.

Más información

El exlíder de Deluxe, banda que se reúne este septiembre en el Dcode, empezó fuerte con ‘Tierra’ y se fue acaramelando con ‘La espina de la flor en tu costado’ o ‘Todo lo que merezcas’. ‘Lodo’ y ‘Tigre de bengala’ subieron el nivel para terminar de romper las voces de los que habían aguantado sin estar afónicos durante el fin de semana. Sexy Zebras y Niña Polaca también colaboraron en la causa horas antes del cantautor de Galicia.

El público se fue desperdigando. Algunos se quedaron para hacerse una foto en el escenario, que como dijo Xoel, ya es más que el escenario principal. Sintiéndose artistas o no, los sonoritos fueron subiendo al recinto donde les esperaba la última traca. Dorian y Dani Fernández se llenaron en un recinto donde ya empezaba a notarse que el día siguiente era lunes, festivo, pero lunes. Éste último se sumó al sentido homenaje a Supersubmarina.

Por su parte, Dorian lanzó un discurso contra la homofobia donde pedía al público que no sean cómplices en el silencio. ‘Dual’ fue dedicada a Samuel, joven asesinado en Coruña hace un año. Los catalanes no se dejaron ningún éxito, desde ‘A cualquier otra parte’, hasta ‘Tormenta de arena’. El final fue con ‘Energía rara’, novedad en el set de esta gira.

Marc Gili, el cantante de Dorian, durante su actuación anoche en la última jornada del 25 Sonorama. / paco santamaria

Y si quedaba algo de energía… se terminó de gastar con La Casa Azul y Amatria. Lo más bailable para el final. ‘Chinches’ para el cantante del sello Vanana, hermanados tanto en este concierto como en el de ElyElla este sábado. ‘La revolución sexual’ y ‘Nunca nadie pudo volar’ fueron el final del show lumínico y sonoro de Guille Milkyway. Entre ambos artistas tocaron los uruguayos No te va a gustar, que, pese a ser desconocidos en nuestro país, aguantaron el tipo. Algo digno de mencionar ya que los pies del público cada vez dolían más y muchos prefirieron descansar en la zona de mesas del recinto o directamente en casa/camping.

El contraste de lo nuevo y lo antiguo

De las primeras bandas que abrió el domingo de Sonorama fue Shego. Un cuarteto femenino que viene pegándolo muy fuerte con su punk a lo Kim Possible y con temazos como ‘Oh boi’ y su acertada versión de ‘Paul’ de Big Thief. También añaden a su set la canción de Don Omar, ‘Pobre diabla’. Un concierto que estuvo marcado por la cuerda rota de Raquel y que costó solventar. Sus compañeras, con Maite a la cabeza, tiraron de paciencia y animaron con el estribillo de ‘Despechá’ de Rosalía. También tuvieron tiempo para estrenar su próximo single ‘Lucky’.

El cantante y compositor José María Sanz "Loquillo" durante su actuación en la última jornada del Festival Sonorama Ribera. / Paco Santamaría

Su final fue con su mordaz éxito y un discurso contra aquellos que están sembrando el pánico en las noches de fiesta. Todos conocemos un ‘Vicente Amor’ de turno al que hay que pararle los pies. El contraste lo puso Loquillo con su veteranía y diferente estilo de música. El histórico cantante, que empieza a ser habitual en Sonoramas, se marcó un concierto muy medido hasta el final. De menos a más para acabar con los temazos que todo el mundo conoce: ‘El ritmo del garaje’, ‘Feo, fuerte y formal’ y ‘Cadillac solitario’. Un 25 aniversario único y que se celebró por todo lo alto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad