A vivir que son dos díasLa píldora de Tallón
Opinión

Yo bostezo, tú bostezas

"Pensar que se puede llevar una vida sin bostezar inesperada, fortuitamente, una vida libre de cansancios, hastío, aburrimiento, desidia, incluso asco, es una ingenuidad"

Yo bostezo, tu bostezas

Yo bostezo, tu bostezas

02:17

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664103738568/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Galicia

Pensar que se puede llevar una vida sin bostezar inesperada, fortuitamente, una vida libre de cansancios, hastío, aburrimiento, desidia, incluso asco, es una ingenuidad. Tal vez una tontería, directamente. Igual que chasquear la lengua, resoplar, poner los ojos en blanco, bostezar representa solo la humilde, pírrica victoria del cuerpo humano sobre el mundo que lo rodea, y que a menudo es un tostonazo. No echaría yo en cara a los dos jugadores del Barca, estrellas millonarias que condenadas a la suplencia contra el Elche, dieron un pequeño recital de bostezos, desparramados en el banquillo. No hay bostezos de ricos o pobres, guapos o feos, tontos o listos. Hay bostezos inevitables; unas veces recatados, disimulados, y otras llanos, explícitos. Ya está bien de sentirse ofendido por todo, y todo el rato. Es imposible llevar una vida continuamente virtuosa. Qué horror. Todos bostezamos, a menudo en el momento más inoportuno. Yo bostecé en el entierro de un abuelo, en la iglesia, y eso que lo quería muchísimo. A veces olvidamos que durante no pocas horas al día la vida es un coñazo, o de que estamos rodeados de pesados, a los que te dan ganas de matar. Pero eres una persona de paz, así que enarbolas la calma, el reposo, y, al poco, como sin querer, bostezas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad