Directo

HOY POR HOY Programa especial desde Sevilla por el Día de Andalucía

Ciencia y tecnología

Elon Musk notifica despidos masivos en Twitter y se enfrenta a una demanda colectiva

Cinco empleados presentan una demanda contra la empresa por no avisar con 60 días de antelación los despidos

Una persona mira el signo de Twitter en sus oficinas de Nueva York este viernes, después de que la compañía haya despedido a cerca de la mitad de sus empleados. / JUSTIN LANE EFE

Madrid

La mitad de la plantilla de Twitter tiene las horas contadas. Se espera que a lo largo de este viernes, la compañía, que dirige el magnate Elon Musk, va a mandar correos electrónicos a todos los empleados que serán despedidos. Según medios estadounidenses, se estima que los afectados serán unas 3.700 personas, cuando el total de trabajadores asciende a los 7.500. Las oficinas de la empresa han amanecido cerradas.

Algunos empleados ya han denunciado que se han enterado de su despido porque no han podido acceder a los sistemas internos de la compañía para comenzar con su jornada, sin recibir antes previo aviso. De hecho, cinco trabajadores han presentado una demanda colectiva contra Twitter por estos despidos masivos que no se han avisado con 60 días de antelación.

La demanda fue presentada ante un tribunal de San Francisco por cinco trabajadores, uno de los cuales fue despedido, según el escrito, el martes, apenas dos días antes de que Musk anunciara a miles de ellos a través de correo electrónico que a partir de este viernes reduciría drásticamente la plantilla.

"Twitter ahora se dedica a realizar despidos masivos sin proporcionar el aviso requerido bajo la Ley federal WARN", señala la demanda, en referencia a la Ley de Notificación de Ajuste y Readiestramiento de Trabajadores de 1998, según ha informado la NBC.

Otros tres de estos demandantes han explicado en la demanda que sus cuentas de Twitter han sido bloqueadas este jueves sin notificación alguna, por lo que interpretan que serán parte de la plantilla que Musk tiene previsto despedir, mientras todavía no se conoce la cifra exacta de afectados.

Fuga de anunciantes

Coincidiendo con estos despidos, Musk ha asegurado este viernes que Twitter ha tenido "una caída masiva de ingresos" por la retirada de anunciantes, de la que ha culpado a "grupos activistas" que presionan a las empresas.

Musk, en un mensaje en la red social, ha subrayado que esta situación se está dando "a pesar de que nada ha cambiado con la moderación de contenidos" y de que se ha hecho "todo lo posible para apaciguar a los activistas". "Están intentando destrozar la libertad de expresión en Estados Unidos", ha protestado el magnate, que la semana pasada cerró la compra de Twitter por unos 44.000 millones de dólares y que está preparando importantes cambios en el funcionamiento de la plataforma.

Al menos dos importantes compañías publicitarias han recomendado a sus clientes suspender sus campañas en Twitter y varias grandes empresas han decidido ya detener sus anuncios a raíz de las dudas que ha creado su adquisición por parte de Musk y, sobre todo, sus planes para cambiar las políticas de moderación de contenidos.

Las empresas han comenzado a apartarse de Twitter a pesar de que Musk ha tratado de tranquilizar a los anunciantes, asegurando que la red social "no puede convertirse en un infierno" en el que todo vale y donde "puede decirse cualquier cosa sin consecuencias". El multimillonario ha anunciado la creación de "un consejo de moderación de contenidos" en la plataforma y que, mientras que este no comience a trabajar, no habrá cambios de calado en este ámbito.

Sin embargo, se da por hecho que Twitter camina hacia una restricción de contenidos mucho menor, ya que Musk siempre ha señalado la defensa de la libertad de expresión como una de sus prioridades para la red social y ha criticado, entre otras cosas, que se haya vetado a figuras como el expresidente estadounidense Donald Trump por supuestamente haber promovido la violencia.

La publicidad representa actualmente alrededor del 90 % de los ingresos de Twitter, aunque Musk ya ha dicho que quiere reducir esa dependencia y estudia por ello medidas como cobrar una cuota de 8 dólares mensuales a quien quiera tener su cuenta verificada y contar con otros beneficios. El despido de trabajadores también forma parte de su política de recortar gastos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00