Hora 25El análisis de Xavier Vidal-Folch
Opinión

Escocia no es una colonia

Quizá el ejemplo del vecino podrá hacer reflexionar a más de un secesionista catalán de los unilateralistas –que aún quedan—y ayudarle a apearse de su ficción

Escocia no es una colonia

Escocia no es una colonia

01:33

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669229967132/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Escocia no es una colonia. Y no está sometida a ninguna dictadura. Así que no tiene derecho a la autodeterminación según la ley internacional. Esta reserva los referendos de autodeterminación en el sentido de votar la separación solo a esos casos: colonia, dictadura. Que no son de ninguna manera el de los escoceses. Así que la gente se debe autodeterminar, votar y decidir en el interior del Estado al que está adscrita, y solo si este se convierte en un monstruo tiene derecho a votar para separarse.

Además, una separación escocesa afectaría al conjunto de los ciudadanos británicos. De manera que este asunto es competencia del Parlamento británico en Westminster, no de la Cámara escocesa de Holyrood.

Estos son los dos argumentos principales de los jueces británicos. Por unanimidad, el Tribunal Supremo del reino ha negado al gobierno nacionalista escocés la capacidad de convocar un referéndum unilateral, o sea, sin permiso del Gobierno central. Mejor dicho, del Parlamento general.

La justicia británica es generalmente muy respetada. Mucho más que la política de ese país en los últimos tiempos. Así que quizá el ejemplo del vecino podrá hacer reflexionar a más de un secesionista catalán de los unilateralistas –que aún quedan—y ayudarle a apearse de su ficción. No es seguro que esto ocurra. Pero puede muy bien suceder.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad