Lotería de navidad 2022

La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

¿Por qué el Gordo es un "décimo feo"?

El matemático y autor de 'Historia de los números', Enrique Gracián, explica que los números cuentan con "un componente metafísico" dependiendo de las culturas

¿Por qué hay "números feos" que resultan premiados?

¿Por qué hay "números feos" que resultan premiados?

47:37

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1671722764844/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Ni la entonación inocente y dulce de Ángel Abaga, el niño de San Ildefonso que ha cantado "el gordo" en esta edición del Sorteo Extraordinario de Navidad, ha evitado la reacción en redes de los más supersticiosos. El 05490 es un número feo, pues es una cifra baja en la que se repite el cero como primer y último dígito. A pesar del clamor es un décimo muy repartido, que se ha vendido en 32 provincias de España.

En el Teatro Real se ha repartido la friolera de 2.520 millones de euros y es que cada pedacito del primer premio supone unos 400.000 euros. Solo la Rioja y Cantabria, además de las dos ciudades autónomas, se han quedado sin descorchar el cava por este "número feo". La suerte, en este caso, no depende de una belleza numérica, por lo que es esa pequeña bolita que sale del bombo. Aún así, ¿por qué vemos algunos números con más cariño que otros?

Así se ha cantado el premio GORDO: 05490

Enrique Gracián, autor de la 'Historia de los números', editado por Arpa, explica que "lo bonito o feo es más personal", por ello, no le extraña la "simpatía" relativa que sienten quienes juegan. Aún así, no deja de reconocer que es "un número malo". "Los dos ceros a cada lado forman un bocadillo con tres números que sumados entre sí es 18 y cuyos dígitos forman el número 9", explica antes de revelar que se ha inventado una teoría sobre la marcha.

"No por estar metido en un bocadillo supondrá el inicio de una gran acción", remata. Preguntado por estas manías, el también matemático comenta que los número son "algo fantástico", ya que "los usamos para todos". Por ello, no le extraña que "tengan una componente metafísica" como ya ocurría con algunos "libros sagrados como la biblia".

"El 0 es el mayor invento de nuestra cultura"

Los números malditos o de la mala suerte tienen su justificación y dependen de las culturas. "El número 4 trae la mala suerte en Japón porque tiene la misma pronunciación que la palabra muerte", apunta. Por otro lado, en occidente "el número 7 es el que más significado tiene", asegura aunque no deje de ser "un número como otro cualquiera". De hecho declara que, personalmente, no tiene número favorito. "Diría que el 5 porque es redondito", comenta entre risas irónicas.

La lotera de Sevilla que ha repartido el Gordo: "Los números bajitos se acaban en septiembre"

00:18

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1671707606847/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Lejos del lenguaje coloquial, en el que se denomina como "cero a la izquierda" a una persona que sufre ninguneo, Gracián detalla que "el cero es uno de los mayores inventos que se han hecho en nuestra cultura". Representa el vacío, una cuestión que provocó rechazo en la sociedad científica. "Los propios matemáticos no aceptaban esa idea de la nada, costó siglos por cuestiones matemáticas e ideológicas", precisa.

"No juego"

En el gremio, llaman al cero como "número absorbente" porque, literalmente, "se lo come todo". Aunque sea "un insulto en algunas culturas", en el campo de las Matemáticas supuso un gran avance. Por último ha concretado que es de los que piensa que "la lotería siempre les toca a los otros". Por lo que es un matemático que no juega.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad