El LargueroEl Larguero
Más deportes

"Gané el Europeo, pero no disfruté": Carolina Marín cuenta en 'El Larguero' el calvario que ha vivido con su rodilla en 2022

La jugadora de bádminton desvela por primera vez cómo ha convivido con el dolor física y mentalmente en su día a día

Carolina Marín, campeona olímpica en los Juegos Olímpicos de Río, tres veces del Mundo y seis de Europa, se pasa por 'El Larguero' para valorar su 2022. La jugadora española de bádmiton, vigente número once del ránking mundial, ha contado por primera vez a los micrófonos de la 'Cadena SER' cómo ha vivido este año y cómo el dolor de su rodilla la ha llevado al límite en el plano físico, pero también en el mental. Tras romperse en 2021 el ligamento cruzado anterior y los dos meniscos de la rodilla izquierda, consiguió el campeonato de Europa en Madrid, no sin antes pasar por un calvario que se ha extendido hasta hace unas semanas.

"Gané el Europeo, pero no disfruté": Carolina Marín cuenta el calvario que ha vivido con su rodilla en 2022

"Gané el Europeo, pero no disfruté": Carolina Marín cuenta el calvario que ha vivido con su rodilla en 2022

17:47

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1672097571838/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Más información

Carolina Marín ha contado que ya se está preparando para volar el 1 de enero desde Madrid con destino Asia, donde jugará los torneos de Malasia, India e Indonesia. Los jugará sin dolor y es que por fin, después de todo un año, la jugadora ha contado que "está muy contenta porque desde hace semanas la rodilla no me está dando ningún dolor".

La frustración en cada entrenamiento y en cada partido ha llevado a Carolina a no disfrutar, incluso en el Europeo de Madrid, del que salió campeona sin disfrutar. "Llevé el sufrimiento por dentro. Pasé una semifinal que nadie sabe, sólo mi médico, mi fisio y mi entrenador, ni mi madre. Sólo pude disfrutar algunos momentos de la final", contó a Álvaro Benito en 'El Larguero'. Carolina Marín se siguió sincerando hasta reconocer lo orgullosa que se siente por haber conseguido afrontar el dolor, sobreponerse a él hasta dejarlo atrás y vencer. Con la lesión superada, su mente ya está puesta en 2023.

La entrevista completa

¿Cómo estás de ánimos?: "Estoy muy bien. Muy contenta porque desde hace dos semanas mi rodilla no me está dando ningún dolor, cosa que durante todo el año sí que ha sido algo bastante frustrante y que me ha marcado mucho en los entrenamientos, competiciones y en la confianza conmigo misma. Ha sido bastante desesperante, pero desde hace dos semanas estoy entrenando sin dolor, con buenas sensaciones y ojalá empecemos muy bien el año".

¿Cómo fue el primer día sin sentir dolor?: "Me da como algo de miedo cuando me levanto de la cama y voy a dar el primer paso para ver cómo estoy, cómo responde la rodilla. Entraba tanto en la rutina de ver el tipo de dolor que tenía que se me había olvidado y no quedaba otra que aceptarlo porque ha sido muy frustante. Me di cuenta a los días de decir que no tenía por fin dolor, acabar el entreno y no cojear como solía hacer, sino andando como una persona normal".

¿Cómo se gestiona el vivir con dolor?: "Con mucho trabajo. No hay ninguna clave, todo es trabajo, aceptar el dolor, no me quedaba otra que aceptar que mi rodilla no iba a ser la de antes. Me la he roto, el cruzado y los dos meniscos, el menisco interno todavía está tocado porque tengo algo de rotura, pero es cierto que no me impide competir ni entrenar y con eso me doy un canto en los dientes. Por otro lado, ha sido frustrante y me ponía de mal humor porque no podía entrenar como yo quería, ni a la intensidad. El humor no ha sido lo mejor de este año y lo cierto es que me ha afectado mucho".

¿Has pensado en dejarlo?: "No, si lo hubiera llegado a pensar esta entrevista hubiera sido diferente, el final de Carolina Marín, pero no, es cerrar el 2022 y empezar 2023 de la mejor manera posible. El momento en el que pase por mi cabeza el dejarlo, el no disfrutar con lo que hago, saldrá en todas las noticias que Carolina Marín colgará la raqueta. Aún no y esperemos que llegue lo más tarde posible".

¿Cómo valoras el 2022?: "Con altibajos, es un 2022 agrio para mí. Lo bueno es que puedo seguir jugando a bádminton porque ningún jugador se ha recuperado de dos lesiones graves de rodilla. Que me deje entrenar y competir me doy más que satisfecha. Por otro lado, sobre todo ha sido la frustración, un año complicado por el dolor de la rodilla, aceptarlo y a nivel de resultados. Conseguí el campeonato de Europa, con dolor y malos resultados, cosa que nadie sabe, sólo mi equipo que ha sufrido conmigo. En el resto de torneos quería conseguir mejores resultados. Esta última etapa me he sentido mucho mejor, con más confianza en la rodilla y a nivel de juego las sensaciones han sido mejores. Desde la última parte del año a aquí me quedo con esas cosas buenas".

¿Cómo era la recuperación cuando tenías dolor? ¿En quién piensas?: "Tengo mucha gente en mi equipo apoyándome y ayudándome. Te voy a contar algo que nadie sabe. En el campeonato de Europa no era todo un camino de rosas. Fue mi primer campeonato desde la lesión, jugar en España con mi gente, una se autopresiona porque quiere ganar. Era mi vuelta, quería disfrutar, pero no pude disfrutar mucho, sólo en algunos momentos de la final. Pasé una semifinal que nadie sabe, sólo mi entrenador, mi fisio y mi médico, que después de la semifinal tuvo que venir al hotel a quitarme líquido de la rodilla. La tenía tan inflamada que no podía doblarla para poder jugar la final y no tener ese dolor. Tácticamente fui más inteligente y no tuve que recurrir al físico, si no lo hubiera pasado muy mal".

¿Cómo fue el calvario con las lesiones?: "Estaba calentando en semifinales y tuve que dejar de hacerlo porque sentía que mi rodilla no aguantaba más. Mi entrenador me dijo que si nos retirábamos, yo le dije que ni de coña ahora que estoy aquí y en Madrid. Sufría, no sabía cómo iba a salir el partido. Llevé el sufrimiento por dentro, mi madre no lo supo hasta después del partido. Me siento orgullosa de que nadie sabía el dolor que yo tenía, cuando le conté todo a mi madre lloró porque se sentía orgullosa de lo que había hecho su hija y había mostrado a todo el mundo".

¿Por qué no se lo dijiste?: "No se lo quise decir porque no quería preocupar a nadie. No se lo quería decir al entrenador y el fisio, pero no me quedaba otra porque me lo vieron en la cara".

Deportistas como tú y Rafa Nadal no parecéis humanos, conseguís competir y ganar incluso en situaciones físicas malas: "Yo por eso recalco que las medallas, el podio y el himno son muy bonitos, pero nadie sabe de verdad todo lo que hay detrás, por eso me da rabia que se nos critique y exiga a los deportistas ganar. Somos más que humanos porque tenemos sentimientos, emociones, pero muchas veces sabemos actuar porque no queremos que el rival o el público sepan lo que hay detrás o lo que esa persona deportista está pasando".

Has comentado que tienes roto parte del menisco interno, ¿te planteas pasar por el quirófano?: "Ni me lo planteo ahora mismo. Era de donde me venía todo el dolor estos meses atrás. Mi fisio me dijo que si seguía así tendríamos que hacer algo. Me saturaron el menisco cuando me lo rompí porque no podía perder los meniscos por ser jugadora de bádminton. Al tener movimientos explosivos y con tantos cambios de direcciones, la rodilla general hay que intentar mantenerla. Ahora que no tengo dolor no me lo planteo, me centro sólo en una pista de badminton en jugar yo y en disfrutar".

¿Qué le pides a 2023?: "Lo primero, salud. No quiero tener más lesiones, sino tener un 2023 tranquilo. Lo segundo es mucho trabajo porque sin él no se consiguen grandes resultados. Quiero trabajar, esforzarme y sacrificarme mucho como llevo haciendo más de la mitad de mi vida para tener grandes recompensas".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00