El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

El nuevo Hollywood se rinde, por fin, a la generación zeta

La Academia da un giro de atrevimiento y premia una película de género e independiente que ha sido fenómeno entre los jóvenes 'Todo a la vez en todas partes'

"El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y mientras tanto surgen monstruos". Explicaba Gramsci sobre el paso de una era a otra y, lo cierto, es que pocas frases pueden definir mejor lo que ha sido y es el cambio en Hollywood. En los últimos años, los analistas llevan vaticinando el fin del viejo Hollywood, mientras la industria iba dando bandazos sin atreverse a abrazar e cambio. Ahora lo ha hecho, ha dado carpetazo y ha apostado en los Oscar a una película que se aleja de lo premiado hasta ahora y que abre las puertas a un público joven, nativos digitales, que reaccionan a otras narrativas.

De las once nominaciones, siete ha ganado el filme y todo premios en categorías importantes, como dirección, película, guion original, actriz, actor de reparto y actriz de reparto. Una bestialidad si tenemos en cuenta que Todo a la vez en todas partes, es una película independiente para los estándares americanos, de dos directores casi desconocidos y sin grandes estrellas, además de tener un argumento algo enrevesado y jugar con la ciencia ficción.

Si nos fijamos en la taquilla, la película que solo ha costad 25 millones de dólares, ha recaudado en Estados Unidos 73,265,492 dólares y en todo el mundo 104,795,202. En su primer fin de semana apenas recaudó medio millón de dólares, pero el boca a oreja y las buenas críticas la acabaron convirtiendo en la película más rentable de 2022. Su primer tráiler, lanzado en diciembre de 2021, se convirtió en un fenómeno viral que contó con 23 millones de reproducciones en Youtube. La primera proyección de la película en el South by Southwest, un festival del que jamás ha salido una película ganadora del Oscar. En esto ha influido también A24. El estudio de moda, ellos han descubierto a los Daniels con sus películas anteriores, presentadas en Sundance, y ellos les han dado libertad creativa y dinero para esta locura. Además, han hecho la campaña perfecta, y tienen una imagen de marca inmejorable, se han consolidado como los productores y distribuidores del cine moderno, herederos de lo que en su día fue la Miramax de Weinstein, que han estrenado títulos como La ballena o Aftersun. Y que empezaron a jugar fuerte con aquel Oscar de Moonlight.

"¡Acabo de ganar un Oscar!": la emoción de Jamie Lee Curtis al llevarse su primer premio tras cuatro décadas de carrera

Otra de las claves es que su ritmo vertiginoso, su montaje frenético, el juego de universos paralelos que permite hacer referencias a títulos cinéfilos como al cine de artes marciales, a Wong Kar Wai, a 2001 odisea en el espacio o Matrix hacen las delicias del público más friki. Esa rapidez y agilidad visual es la que sintoniza con un público acostumbrado a los vídeos de Tik Tok, a saltar de una cosa a otra, a la luz, el brillo de la pantalla y el sonido fuerte y a la mezcla, otra de las claves del filme. La generación Tik Tok conecta con Todo a la vez en todas partes y eso le sirve a la Academia para mejorar la audiencia de sus galas y acercarse al público joven, que ya no está ni en la televisión ni en las salas de cine, pero que gracias a este título puede volver.

También ha conectado con una comunidad, los estadounidenses de origen asiático que, poco a poco, han visto como sus historias empezaban a aparecer en las grandes películas de Hollywood. Títulos como Minari, The Farewell o Crazy rich asians habían asentado el camino para que esta película pudiera petarlo como lo ha petado. Uno de sus directores es de origen asiático y también sus tres protagonistas, Michelle Yeoh, Ke Huy Quan -dos veteranos actores arrinconados durante más de una década por la industria, y la joven Stephanie Hsu, perteneciente a otra generación.

En la temporada de premios se ha puesto por delante de otros taquillazos como Top Gun Maverick o Avatar el sentido del agua y de pesos pesados como Steven Spielberg. Lo ha ganado todo en Estados Unidos, el Spirit Awards, el del sindicato de directores, de actores, guionistas, el de Critics Choice. También ha sido premiada por otros siete sindicatos, incluyendo el de los montadores (ACE) y el de los guionistas (WGA). Además, la película ha batido récords tanto en los SAG Awards y en los Spirits, convirtiéndose en la película más premiada de la historia de ambos galardones. Con esas credenciales llegaba a los Oscar como favorita, pero eso no es suficiente, porque el voto preferencial podía hacer que el público más convencional fastidiara la noche a la película de los Daniels, Daniel Kwan, Daniel Scheinert.

En paracaídas y con mención a Will Smith y su puñetazo: así ha sido el monólogo de Jimmy Kimmel en los Premios Oscar 2023

El sistema electoral de la Academia está hecho como la Ley Electoral española, para evitar que ganen los extremos. Por eso en los últimos años no ganaba la película favorita, sino la de consenso. Pasó el año de Roma, de Alfonso Cuarón, que acabó ganando Greenbook. O el año pasado, con la victoria de CODA por encima de El poder del perro. Para Hollywood los extremos son diversos: cine de género que se sale de o películas de Netflix. Por eso este año caben dos análisis de lo que ha pasado, que la Academia por fin se ha renovado, tarea que empezaron hace unos años cuando se dieron cuenta que el grueso de los votantes eran hombres blancos, heterosexuales y de más de cincuenta. Por otro, que Todo a la vez en todas partes ha tenido dos tipos de votantes, la generación zeta y aquellos académicos dispuestos a usar su voto para salvar la industria.

Todo a la vez en todas partes no es la mejor película del año. Ni mucho menos. Tampoco mi favorita de esa terna de diez películas, donde había obras más profundas, redondas y monumentales, como TÁR, Ellas hablan o incluso Los Fabelmans; sin embargo, es una ganadora importante y digna que ojalá en España también consiga que los de la generación zeta se acerquen a los cines a ver algo más que superhéroes.

Especial Oscar 2023 | La revolución de 'Todo a la vez en todas partes'

Especial Oscar 2023 | La revolución de 'Todo a la vez en todas partes'

03:11:51

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1678686330600/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pepa Blanes

Pepa Blanes

Es jefa de Cultura de la Cadena SER. Licenciada en Periodismo por la UCM y Máster en Análisis Sociocultural...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00