Hoy por HoyHoy por Hoy
Economía y negocios

"Mi casero nos subía 200 euros y quería reformarlo para alquilarlo por mucho más": el problema de la vivienda en Baleares

'Hoy por Hoy' se traslada a Palma para analizar las dificultades para encontrar casa en las islas. Mercedes, Lucía, Irene y Pau cuentan sus experiencias

"No hay nada por menos de 1.300 euros": Testimonios de ciudadanos de clase media que no pueden permitirse un piso

"No hay nada por menos de 1.300 euros": Testimonios de ciudadanos de clase media que no pueden permitirse un piso

09:13

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1684393383049/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El Senado aprobó este miércoles la primera ley de vivienda de la democracia que, entre otras cosas, impondrá límites a los alquileres en las zonas más tensionadas de algunas ciudades del país. Palma es una de esas localidades donde hay graves problemas para encontrar vivienda asequible por el turismo y, en su caso también, a la insularidad. Nuestra compañera de Radio Mallorca, Lucía Bohórquez, ha vivido estas dificultades en primera persona: "Mi marido y yo vivíamos desde hacía 14 años en el mismo piso. Pagábamos alrededor de 750 euros durante muchísimos años y el casero nos dijo que nos iba a subir 200 euros con la entrada del nuevo año y después lo iba a reformar para alquilarlo a una cantidad bastante superior que ya no nos quiso decir porque sabía que no íbamos a poder asumir el coste", resume.

La SER en ruta: &#039;Hoy por Hoy&#039; viaja hasta Palma para hablar sobre la vivienda y sus problemas

Lucía aun así se siente afortunada en parte: "Encontramos una vivienda en la misma calle, no queríamos cambiar el barrio, y hemos encontrado un apartamento a un precio bastante asequible, pero es cierto que es un piso muchísimo más pequeño que el que estábamos viviendo, así que es cierto que hemos dado un paso hacia atrás", lamenta, ya que siempre había pensado que con la edad "se va mejorando la situación".

"Por menos de 1.300 euros no encuentro nada"

Mercedes tiene 55 años y llego a Palma en 2004 para trabajar como enfermera. Vive en el mismo piso desde hace 12 años y en junio finaliza su contrato. Su propietaria le dijo que no iba a renovar aunque en el último momento le ha dicho que puede quedarse, sin embargo, ante la incertidumbre de la situación, se ha puesto a buscar alternativas y se ha encontrado con un mercado por las nubes: "Está fatal el tema, todo es 1.300, 1.400, 1.500 euros, cosa que para una persona sola es inviable", cuenta en el programa. Esos pisos que ve por unos 1.300 euros suelen ser de unos 80-90m2 y a lo mejor por 900 puede encontrar algo de 60m2.

&quot;No puedes firmar un contrato, es humillante&quot;: expulsados de Madrid por el alto precio de la vivienda

Ante esos precios se ha planteado compartir casa: "Me han ofrecido alguna habitación en algún piso y me lo he planteado pero, claro, una habitación por 550 euros compartida por 3 personas... es que al final no tienes intimidad y ya a mi edad necesito un poco de tranquilidad. No estar con veinteañeras...", cuenta.

Hace tres años muchos compañeros suyos casados y con niños se fueron de la isla: "Despedimos a 10 y me dio un bajón..." Ahora se vuelve a plantear volver a la Península pero al final "aguanta" porque, después de tanto tiempo, allí ha hecho su "raíz".

"Sigo viviendo con mis padres"

Pau es maestro de Primaria en Palma desde hace 3 años y sigue viviendo con sus padres porque no puede permitirse independizarse. De hecho, lo que le gustaría sería comprar pero sus ahorros no podría pagar una entrada: "Por mucho que haya ahorrado estos años no puedo pagar lo que me están pidiendo", confiesa. Aún así, sigue buscando: Mirando hacia el futuro, en hacer una inversión, me gustaría que fuera un piso de 2 habitaciones que pueda alquilar o vender pero lo que yo podría son pisos de 70m2 y una habitación, un baño, que necesitan una reforma, arreglos, y están sobre los 200.000 euros".

Irene también se ha visto volviendo a vivir con sus padres después de años independizada en Madrid. Gracias a que su empresa le dio la opción de teletrabajar, quiso volver a su isla, Ibiza, y allí se encontró con la imposibilidad de alquilar una casa para todo el año: "Teniendo claro que los precios son elevados de por sí, el problema es que solo te alquilan de septiembre a marzo. Cuando llega marzo te echan porque ven la oportunidad del alquiler vacacional", critica. Ahora se plantea alquilar una casa con un grupo de amigas: "Es lo único que se puede hacer ahora mismo".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00