Sociedad

Cómo ordenar el lavavajillas para aprovechar todo su potencial y los utensilios que deberías dejar de meter ya

Sí, hay una forma correcta de ordenar el lavavajillas

Varios utensilios en el lavavajillas. / Oscar Wong

Si eres de los que suelen poner el lavavajillas en casa es bastante probable que alguna vez hayas acabado lavando algún que otro plato o cubierto por segunda vez porque han quedado algunos restos de suciedad en los mismos. A pesar de que los lavavajillas modernos cuentan con cada vez más herramientas para acabar con cualquier tipo de suciedad, es imposible que lleguen a todos y cada uno de los recovecos del electrodoméstico si se lo impides. Por esa misma razón, es importante que ordenes todo lo que vayas a meter en sus distintas rejillas antes de ponerlo en marcha.

Más información

¿Cómo sueles ordenar el lavavajillas? Mientras que algunos suelen meter los vasos y tazas en la parte superior, otros recurren a esta zona para guardar los cubiertos. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para que puedas aprovechar todo el potencial del electrodoméstico. Tal y como apuntan desde Bon Appétit, tenemos que reservar el estante inferior para los utensilios más grandes. Aquí es donde entran en juego tanto los platos como los tazones grandes (siempre boca abajo para evitar charcos). No así las sartenes que, según el citado medio, deberías lavar únicamente a mano.

Por qué no debes meter sartenes en el lavavajillas

¿Y por qué nos recomiendan que las lavemos a mano? Principalmente porque el lavavajillas quitará el revestimiento antiadherente de las sartenes. Pero no solo eso. También ayudará a que se corroan e incluso oxiden. Por esa misma razón, y si eres de los que suelen meter la sartén en el lavavajillas, te recomendamos que dejes de hacerlo para que esta te dure mucho más tiempo. Tampoco introduzcas cuchillos afiliados, licuadoras, accesorios para procesar alimentos o mandolinas, ya que acabarán desafilándose por culpa del tratamiento del lavavajillas. Por último, evita introducir artículos de madera, ya que pueden agrietarse o deformarse, y las copas de vino, para que no se rompan.

Por otro lado, en la rejilla superior deberemos introducir tazones pequeños, tazas, vasos y utensilios aptos para lavavajillas. Desde espátulas hasta cucharas de silicona. Antes de meter cualquier utensilio, fíjate bien que este sea apto para el electrodoméstico y recuerda, nada de madera. Según esta publicación, los artículos de plástico fino como pueden ser un recipiente o un tupper también deberán colocarse en la rejilla superior para evitar que se derritan. Mientras tanto, la cubertería deberá ir en el estante específico para ellos. Desde la típica canasta (los cuchillos siempre mirando hacia abajo) hasta la tabla de carga, todo dependerá del modelo de lavavajillas que tengamos en casa.

Carga el lavavajillas de atrás hacia adelante

Ahora que ya sabemos dónde va cada utensilio, se recomienda cargar el lavavajillas siempre de atrás hacia adelante. Esto nos ayudará a que quepan muchas más cosas, así que será mejor que inviertas un poco más de tiempo para que el aclarado sea mucho más óptimo. Gracias a ello evitarás el hacinamiento de la vajilla y que los chorros de agua puedan lavar todo por igual. Recuerda colocar los artículos siempre entre los dientes del lavavajillas y no encima de ellos, puesto que han sido diseñados para que el lavavajillas limpie específicamente esas áreas.

Por último, ten mucho cuidado a la hora de introducir la vajilla y evita a toda costa que bloquee el aspersor situado en la parte superior. Dado que este se encarga principalmente de rociar agua caliente y detergente para lavar los platos, es importante le dejes el espacio suficiente como para que el brazo pueda moverse a su gusto y limpiar todos los productos.

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00