Economía y negocios

Los agricultores alertan de la falta de temporeros por el adelanto y solapamiento de las cosechas

Desde COAG avisan que este año la campaña de fruta de verano va a coincidir con el inicio de la vendimia y la campaña de hortalizas de otoño se solapará con el comienzo de la cosecha de la aceituna.

Temporeros trabajando en la vendimia. / EFE

El calendario laboral de las personas temporeras en el campo consiste en trabajar en diferentes cosechas a lo largo del año, en muchas ocasiones en diferentes puntos del país. El problema llega cuando, como consecuencia del cambio climático, las campañas se adelantan o retrasan y terminan solapándose. Obviamente, un temporero no puede trabajar en dos cosechas a la vez y los agricultores tienen problemas para encontrar personal.

Es lo que está sucediendo en la comarca del Bierzo (León), donde los agricultores temen no contar con suficientes temporeros para la campaña al coincidir la recogida de la pera conferencia, la manzana reineta y la vendimia. En la Rioja Alavesa, la vendimia de la uva blanca se ha adelantado a primeros de septiembre y los productores han recurrido al servicio vasco de empleo y a colectivos de difícil inserción para disponer de los temporeros necesarios para cosechar todos los tipos de uva.

Más información

Según Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), las dificultades para encontrar personal para cubrir todas las campañas “no es un problema nuevo”, pero cree que esta temporada puede ser peor. “Este año tenemos quizás más problemas porque se va a solapar la campaña de fruta de verano, que todavía sigue en Cataluña, Aragón y La Rioja, con el inicio de la vendimia. Sobre todo en la zona del sur, que ya ha empezado”, explica a la Cadena SER.

Esta falta de personal por el adelanto de cosechas podría afectar también a la campaña del olivar, que empieza con intensidad alrededor del mes de diciembre. “Este año se está diciendo que la poca cosecha que hay va muy temprana. Y si estos calores continúan, se puede empezar un mes antes. Eso va a hacer que coincida con otras campañas, como la campaña de las hortalizas de otoño, que es de las que más mano de obra da en el conjunto del sector”, señala Góngora.

El responsable de COAG añade otro factor que puede poner más difícil a los agricultores encontrar personal en los próximos meses: este es el primer verano sin restricciones por la pandemia para viajar a muchos de los países de origen de los temporeros y estos están aprovechando para visitar a sus familiares después de tanto tiempo. “No es que tengamos menos trabajadores o se hayan ido a otros sectores. Es sobre todo [culpa de] los desajustes en la campaña y el periodo vacacional, que en muchas ocasiones no obedece a las condiciones de trabajo”, afirma Andrés Góngora.

Sequías, inundaciones, olas de calor, temperaturas cada vez más altas, veranos que empiezan antes y terminan más tarde... Dice Andrés Góngora, productor de frutas y hortalizas en Almería, que los agricultores no son negacionistas del cambio climático porque lo sufren en primera persona: “El año pasado tuvimos temperaturas extremadamente altas hasta bien entrado octubre y, de la noche a la mañana, cambió el clima y se pasó del verano al invierno sin pasar por el otoño. Eso altera los cultivos y una planificación laboral que está siendo muy difícil de llevar”.

Carlos Sevilla

Carlos Sevilla

Periodista en la sección de Economía, donde cubro la información sobre consumo, energía y el sector...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00