A vivir que son dos díasA vivir que son dos días
Sociedad

"Lava y ayuda": cómo una tintorería de Barcelona dignifica a los sintecho

Conviure Net, un proyecto solidario para dar oportunidad a personas que viven en la calle

"Lava y Ayuda" cómo una tintorería de Barcelona dignifica a los sintecho

"Lava y Ayuda" cómo una tintorería de Barcelona dignifica a los sintecho

23:49

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697872850472/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Barcelona

El barrio de La Ribera, en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona, resume las grandes desigualdades de nuestra sociedad. En una misma calle convive un hotel de lujo y vecinos que sobreviven en el umbral de la pobreza. Según el Instituto Nacional de Estadística en los últimos 10 años el sinhogarismo ha aumentado un 24'5% en toda España. Eso significa que cerca de 30 mil personas viven en la calle.

El lunes la Consultora EY presentó un informe en el que analiza exhaustivamente este problema, y hace una estimación económica para solucionarlo. Se necesitaría una previsión inicial de 1.200 millones de euros. Luego, apuntan, se tendría que sumar un desembolso de entre 150 y 175 millones en políticas sociales y asistenciales para los afectados.

Empezamos contando estos datos, porque si los servicios sociales pudieran hacer bien su trabajo, tuviesen los medios necesarios y las políticas públicas facilitasen el acceso a la vivienda para todos, no tendrían que existir proyectos privados como el que ha puesto en marcha Eva Manrique en Barcelona. Es una tintorería autoservicio que se llama "Conviure Net", convivir limpio.

El nombre da la clave del negocio, la convivencia y la dignidad que te da el poder ir limpio y aseado. El lema de esta tintoría es "Lava y Ayuda" porque por cada colada que pagas, haces posible que una persona sin hogar pueda lavar su ropa y asearse en la ducha que tienen. Eva Manrique es psicóloga y antropóloga y es la creadora de esta iniciativa solidaria. Se le ocurrió al ver cómo un autobús se vaciaba porque había subido una señora mayor sin hogar y olía mal. Ella se quedó y dio con la clave de su proyecto: facilitar que puedan asearse y recuperar su autoestima. "En los albergues y centros sociales pueden ducharse, pero su ropa se tira cada vez que lo hacen. Les dan otra ropa.

Es el servicio de ropero. Para muchos conservar algunas de sus prendas es importante para su identidad" nos cuenta Julia. Tanto ella como Adriana, son voluntarias. Hay otros vecinos que las ayudan abriendo y cerrando el establecimiento o supliéndolas en algunos momentos. Adriana nos cuenta que es impresionante ver "cómo les cambia la cara cuando se asean. Entran en la ducha con la mirada baja, y salen mirándote a los ojos. Te agradecen demasiado, para nosotros es un baño, para ellos mucho más". Adriana también nos cuenta que, dentro de lo que pueden, intentan encontrarles un trabajo o darles una oportunidad.

La historia de Gustavo

Conviure Net colabora con los servicios asistenciales y sociales de la ciudad, porque el servicio gratuito es para personas sin hogar y así se aseguran que vaya a quienes realmente lo necesitan. Mientras hablamos con Eva y Adriana, Gustavo está cargando su móvil junto a una mochila de ropa sucia. Es Gustavo de 54 años. Ha trabajado como autónomo, a veces en negro. Trabaja cuando puede, de hecho mientras nos atiende le ha entrado una llamada que le ofrece un trabajo de unas "horillas". Se tiene que ir. Antes, nos cuenta que vive en una portería o donde puede "a veces me quedo en casa de un amigo", tiene una entrevista de trabajo la semana que viene y eso le da esperanza.

Poder tener su ropa limpia y asearse es vital para él. No tiene casa, pero necesita mantener una buena imagen para seguir buscando trabajo. Montse es una mujer joven que se gana la vida limpiando escaleras. Nadie sabe que duerme en el cuarto de limpieza de una portería. Ella, además de la colada y la ducha, agradece que le dejen usar el baño antes de encerrarse en el cuartucho a dormir. Le da miedo salir, o estar en la calle de noche. Montse trabaja las horas que le van saliendo, que son pocas, y no le dan para pagar una habitación en un piso compartido.

Empezábamos con esa imagen de un barrio que ejemplifica las grandes desigualdades de nuestra sociedad. Y el mejor ejemplo es escuchar a Raphael, un joven norteamericano que está en un hotel de la calle de al lado que nos dice que le cuesta "500 dólares la noche y la lavandería allí es muy cara". Le encanta hacer su colada en la lavandería de Eva, pero no sabía la labor social que hacen. Minutos más tarde entra Rosario. Una mujer mayor, muy mayor, con un cesto en el que lleva cosas para vender por la calle "se busca la vida", pasa el día merodeando alrededor del mercado de Santa Caterina, y duerme en casa de su sobrina. Hoy, se ha pasado para regarlarle una postal, de las que vende, a Eva. La señora que le ha dado un euro no la ha querido.

Lourdes Lancho

Lourdes Lancho

Subdirectora A Vivir Que Son Dos Días, antes en Hora 25 con Àngels Barceló. Guionista, redactora, presentadora...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00