Tribunales

La Policía justifica su carga en Ferraz: "Había 200 personas con estética ultra, se intervinieron una pala, una barra de hierro y tres barras extensibles"

En el atestado policial se justifica la carga "proporcional" en la protesta violenta en la sede del PSOE, ante la presencia de manifestantes de estética ultra

Alta tensión entre la Policía Nacional y los manifestantes de la calle Ferraz en contra de los pactos de Sánchez y la amnistía

Agentes de la Policía Nacional intervienen durante la concentración de este lunes frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz, en Madrid, contra los pactos de investidura del presidente en funciones, Pedro Sánchez, que incluyen una ley de amnistía. / Cadena SER

Madrid

"Utilizamos los lacrimógenos para despejar y quitarnos de encima los radicales que han acometido contra la barrera policial de forma muy violenta", así defiende en la Cadena SER uno de los mandos policiales que estuvo al frente del dispositivo policial en la calle Ferraz para disolver la manifestación frente a la sede del PSOE.

La Cadena SER ha tenido acceso a la versión policial incluida en el atestado de lo ocurrido durante la noche del pasado lunes. “Sobre las 20.00 los agentes aprecian que, entre la multitud pacífica, empiezan a aparecer personas con el rostro cubierto y estética ultra que se sitúan en primera fila, cerca del vallado. La Policía, ante este hecho, refuerza la presencia policial en el vallado. Sobre las 20.30 hora uno de estos individuos salta la valla y agrede a un agente. Es detenido”.

Así comenzó la enrarecerse el ambiente en la calle Ferraz, que derivó en una carga policial. “En torno a las 21.00 horas parte de los manifestantes empiezan a abandonar el lugar, pero se incrementan la presencia de personas embozadas y de estética ultra. Sobre las 21.30 varias de estas personas se distribuyen estratégicamente por el vallado y empiezan a cortar las bridas que unen las vallas. En ese momento empiezan a lanzar botellas de cristal y otros objetos sobre los agentes”.

Àngels Barceló: "Es muy peligroso lo que está haciendo la ultraderecha"

En ese momento, se decidió reforzar de nuevo la presencia policial en primera línea, un refuerzo que se acompañó con "el lanzamiento de fumígeno inocuo (no lacrimógeno) como advertencia de la inminente intervención". Se produjo entonces "una carga proporcionada tras la que solo permanecen unas 200 personas de estética ultra". Según la versión policial, "ante el cruce de contenedores y otros elementos en las calles aledañas y el lanzamiento de objetos contra los agentes", se vuelve a lanzar fumígeno, esta vez lacrimógeno.

A raíz de los incidentes, otras dos personas fueron detenidas, un hombre por agredir a un inspector y una mujer por desobediencia. La Policía Nacional intervino en total "una pala, tres palos de madera, una barra de hierro y tres barras extensibles".

Algunos sindicatos policiales como la CEP (Confederación Española de Policía) - con dos representantes en el Consejo de la Policía- han defendido la actuación policial "podrá gustar o no, pero obedece a criterios técnicos. Se recurrió a la progresividad en el uso de medios, se utilizaron aquellos que permitían disolver a la masa pacífica en la que se cobijaban los violentos sin que hubiese heridos, se avisó antes de intervenir por megafonía y se hizo lo necesario para restablecer el orden", según un comunicado difundido este martes.

El SUP (Sindicato Unificado de Policía) - con cuatro representantes- apoya la actuación de los policías de las Unidades de Intervención Policial que "ante la infiltración de grupúsculos violentos en una manifestación pacífica, la reventaron con el objeto de sobrepasar el cordón policial suponiendo un grave riesgo inminente", y de paso, también reclaman "la comparecencia urgente del delegado del Gobierno en Madrid y del ministro del Interior como responsables últimos de la actuación".

Otros en cambio, como el UFP (Unión Federal de Policía) - con un solo representante en el Consejo de la Policía- cuestiona la carga policial, piden la dimisión del Delegado del Gobierno en Madrid por la utilización "partidista" de la policial "para reprimir una manifestación de ciudadanos que se manifestaban legítimamente". En el caso de JUPOL - con cuatro representantes- también exigen la dimisión del Delegado, Francisco Martín y han expresado su apoyo "a los compañeros UIP que cumplen con el restablecimiento del orden público", aunque denuncian que "si se hubiera actuado con la misma contundencia en Barcelona no habrían sido heridos cientos de policías abandonados por los políticos que ahora les necesitan como escudos humanos".

Javier Bañuelos

Javier Bañuelos

Redactor Jefe en la Cadena SER responsable de la información sobre Interior y Defensa. Antes trabajé...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00