Ciencia y tecnología

El 'reloj del fin del mundo' permanece a tan solo 90 segundos del apocalipsis: nunca había estado tan cerca

La guerra en Gaza y el auge de la inteligencia artificial, principales amenazas

El reloj vuelve a estar a 90 segundos de la medianoche. / Anna Moneymaker

El 'reloj del fin del mundo' vuelve a estar a tan solo 90 segundos del apocalipsis. Hace ya varias décadas, concretamente en 1947, un grupo de científicos atómicos de la Universidad de Chicago publicaba por primera vez el boletín en el que queda reflejado, de manera simbólica, a cuántos minutos se encontraría el planeta Tierra de su final en caso de que su vida se midiera en un día de 24 horas. Desde entonces, este equipo de científicos, entre los que destacan 15 premios Nobel, adelantan o retrasan el reloj del tiempo en base a las amenazas o los síntomas de recuperación que muestre la sociedad.

Más información

Según el último informe, publicado este martes, estamos a tan solo un minuto y medio del fin de la humanidad tal y como la conocemos. A pesar de que estamos a la misma distancia de la medianoche que el año pasado, la presidenta del Boletín de Científicos Atómicos, Rachel Bronson, asegura que el riesgo continúa: "Esto no significa que el mundo esté en una situación estable, sino más bien todo lo contrario". ¿Y cómo hemos llegado a este punto? Principalmente por amenazas de años anteriores como la invasión rusa a Ucrania y otras nuevas como el estallido de la guerra en Gaza o el auge de la inteligencia artificial.

Los grandes retos de 2024

A través de un comunicado, el comité de expertos aseguran que esta serie de sucesos apuntan hacia una catástrofe global. También el hecho de que naciones como China, Rusia y Estados Unidos estén gastando cantidades ingentes de dinero para ampliar y modernizar sus arsenales nucleares, lo que aumenta el peligro de una posible guerra nuclear. Por otro lado, los responsables de esta publicación señalan que la Tierra experimentó en 2023 el año más caluroso jamás registrado y que se produjeron numerosos desastres naturales. Desde inundaciones hasta incendios forestales creados a raíz del cambio climático que afectaron a millones de personas en todo el mundo.

A todas estas amenazas hay que sumarle el auge de la inteligencia artificial y el desarrollo de tecnologías de ingeniería genética: "La convergencia de herramientas emergentes de inteligencia artificial y tecnologías biológicas puede empoderar radicalmente a los individuos para hacer un mal uso de la biología". Por todo ello, consideran necesario una regulación que evite que la inteligencia artificial pueda acabar en manos equivocadas: "Una de nuestras grandes preocupaciones es que los grandes modelos de lenguaje permitan a individuos que de otro modo carecerían de conocimientos suficientes identificar, adquirir y desplegar agentes biológicos que dañarían a un gran número de humanos, animales, plantas y otros elementos del medio ambiente".

El comité señala los peligros de la inteligencia artificial

Por otro lado, el comité de expertos asegura que la inteligencia artificial tiene un gran potencial para magnificar la desinformación y corromper el entorno informativo del que depende la democracia. Un factor que, bajo su punto de vista, podría complicar más de la cuenta que el mundo afronte futuras amenazas nucleares, el cambio climático y pandemias como la de la COVID-19 de la mejor manera posible.

Al mismo tiempo, los responsables de este informe también señalan el uso militar que se están haciendo de esta tecnología: "Ya se está utilizando en servicios de inteligencia, vigilancia, reconocimiento, simulación y capacitación. Lo más preocupante es el desarrollo de armas letales autónomas, que identifican y destruyen objetivos sin intervención humana. El hecho de poner a una inteligencia artificial al frente de este tipo de armas podrían representar una amenaza existencial directa para la humanidad".

¿Y cómo podemos revertir la situación? Tal y como refleja este boletín, las amenazas comunes exigen una acción común. Por todo ello, instan a países como Estados Unidos, China y Rusia a iniciar un diálogo serio acerca de las amenazas globales descritas en este informe: "Estos tres países deben asumir la responsabilidad del peligro existencial al que se enfrenta el mundo en 2024. Tienen la capacidad de sacar al mundo del borde de la catástrofe. Deben hacerlo con claridad y valentía y sin demora". ¿Conseguiremos retrasar el reloj de cara al año que viene?

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00