Sociedad

"Quiero una chica que esté libre": la abusiva conversación que un hostelero tiene con su trabajadora y su inesperado final

"A las chicas nos preguntan eso y más. Es asqueroso"

Una camarera preparando un café. Recurso. / Cadena SER

Madrid

Los trabajadores del sector de la hostelería han denunciado en numerosas ocasiones que sus condiciones laborales no son muchas veces ni legales ni adecuadas a la normativa. Horas de más, bajos suelos y mucha precariedad son algunas de las principales quejas que los empleados suelen destacar cuando se les pregunta por los aspectos que hay que seguir mejorando. Una realidad que el propio ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, reconocía hace poco en una entrevista en Hora 25 de los Negocios: "La sostenibilidad del sector pasa por mejorar las condiciones laborales".

Más información

Además de las mencionadas, hay otras actitudes o realidades que también deberían erradicarse en cualquier trabajo, como son las acciones abusivas. La cuenta de X (antes conocida como Twitter) de Soy Camarero acostumbra a compartir muchas de estas situaciones para ilustrar la precariedad de una parte del sector y mostrar a todo el mundo que nunca ha trabajado en él la realidad que viven muchos de esos empleados.

En uno de sus últimos post, como acostumbra hacer, ha publicado los pantallazos de conversación entre una camarera y su jefe. En ese diálogo, se aprecia una actitud abusiva por parte de su superior. Durante toda la conversación se extralimita y ni el tono ni las preguntas que efectúa a su trabajadora se pueden justificar dentro de una relación estrictamente laboral.

La conversación se inicia con un WhatsApp de ella que responde a mensajes previos de él en el que le ha ofrecido trabajar el fin de semana. Ella se disculpa por tardar tanto en responder y le pregunta si la sigue necesitando. "Hola, según lo que entiendo no tienes tiempo para mí. ¿Es verdad?" y, tras este reproche y sin parecer que tenga mucho sentido, le pregunta si vive con su madre.

Ella le contesta que no es que tenga para él, pero le explica que recientemente se ha muerto su gata, que está mal de ánimo y necesitaba tiempo para recuperarse. También le confirma que sí, vive con su madre. El jefe, sin responder al mensaje inicial, le pregunta si tiene niños, si está casada, si tiene pareja y si su novio le deja hacer turno de noche. Un cuestionario que ella responde con preguntas cortas.

La conversación no se queda ahí porque, tras saber que sí tiene pareja, quiere saber si es celoso. "Quiero una chica que esté libre para evitar problemas", le dice. En un momento dado, ante el creciente mosqueo de ella, le dice que "hay que preguntar de todo. ¿Algo malo?". Ella entonces le pregunta si el trabajo es de camarera, a lo que le responde que sí. "Alguna otra pregunta", añade ella ante lo que él le responde, mosqueado, con un "¿cómo?".

Las capturas de pantalla pronto han sido muy compartidas en la red social y se han llenado de comentarios en los que algunos usuarios recomiendan a la chica que incluso lo denuncie. "A las chicas nos preguntan eso y más. En algunos sitios hasta te 'aconsejan' que no se aparezca el novio, para evitar movidas y que si te recoge, que te espere fuera, porque tú tienes que ser simpática y 'amable' con la clientela, casi como si estuvieras de alterne. Es asqueroso", ha confesado una usuaria.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00