Ciencia y tecnología

España está entre los 155 países con un crecimiento negativo de su población en 2050

A mediados de siglo, más de las tres cuartas partes de los países no tendrán ya los nacimientos suficientes según un nuevo informe científico.

Unidad de natalidadCADENA SER

El mundo se acerca a un futuro de baja fertilidad.

En concreto, para 2100, el 97% de los países tendrán tasas de fertilidad inferiores a lo necesario para mantener el tamaño de su población.

Esta es la principal advertencia de una nueva investigación internacional, coordinada por científicos de la Universidad de Washington y que publica hoy la prestigiosa revista médica “The Lancet.

En cambio, la proporción de nacidos vivos en el mundo casi se duplicará en las regiones de bajos ingresos, porque pasará del 18% en 2021 al 35% en 2100.

De hecho, según esta prospección científica, a finales de este siglo, uno de cada dos niños nacidos en el planeta lo hará en el África subsahariana.

En general, los países necesitan tener una tasa de fertilidad total (TGF) de 2 hijos por cada mujer en edad fértil para poder sostener el reemplazo generacional de la población a largo plazo.

Reducción de la natalidad

Sin embargo, estos investigadores estiman que para 2050, 155 países de 204 ( el 76%) ya estarán por debajo del nivel de fertilidad de reemplazo, a menos que la baja fertilidad pueda compensarse con una inmigración ética y con políticas que ofrezcan un mayor apoyo a los padres. En 2021, el 29% de los bebés del mundo nacieron en el África subsahariana, pero, para 2100, se prevé que esta cifra aumente a más de la mitad (54%) de todos los bebés, lo que enfatiza la urgencia de mejorar el acceso a los anticonceptivos modernos y la educación femenina en estos países. "Nos enfrentamos a cambios sociales asombrosos a lo largo del siglo XXI", advierte el autor principal de este informe, el profesor Stein Emil Vollset.

Según este estudio, el mundo se enfrentará simultáneamente un “baby boom” en diez países pobres y un “baby bust”' en las naciones más ricas.

"Las implicaciones son inmensas", subraya la coautora Natalia V. Bhattacharjee.

Caída histórica

La Tasa Global de Fertilidad se ha reducido ya a más de la mitad en los últimos 70 años, porque de los cinco hijos por cada mujer en 1950 se ha pasado a solo 2,2 hijos en 2021.

Y esto implica que más de la mitad de los países (110 de 204) están ya por debajo del nivel de reemplazo demográfico de 2,1 nacimientos por mujer en 2021.

Esta tendencia es particularmente preocupante en lugares como Corea del Sur, Puerto Rico y Serbia, donde la tasa es inferior a 1,1 hijos por cada mujer.

Mientras tanto, en África subsahariana, las tasas de fertilidad siguen siendo altas: la TGF de la región es casi el doble del promedio mundial, con cuatro hijos por mujer en 2021. En Chad, la TGF de siete nacimientos es la más alta del mund.

Problema de futuro

Lo más preocupante es que se calcula que la fertilidad mundial disminuirá aún más durante los próximos 25 años, ya que bajará, de media, a apenas 1,8 hijos en 2050 y de 1,6 en 2100.

Para 2100, sólo seis de 204 países (Samoa, Somalia, Tonga, Níger, Chad, y Tayikistán) tendrán tasas de fertilidad superiores a 2,1 nacimientos por mujer.

En cambio, en otras 13 naciones, entre ellas Bután, Bangladesh, Nepal y Arabia Saudita, se prevé incluso que las tasas caigan por debajo de un hijo por mujer.

Con respecto a Europa occidental, la tasa será de 1,44 hijos por mujer en 2050 y caerá a 1,37 en 2100, y se espera que Israel, Islandia, Dinamarca, Francia y Alemania tengan las tasas de fertilidad. "En muchos sentidos, la caída de las tasas de fertilidad es una historia de éxito, que refleja no sólo mejores anticonceptivos y fácilmente disponibles, sino también que muchas mujeres eligen retrasar o tener menos hijos, así como más oportunidades de educación y empleo", explica Vollset.

Soluciones

Este análisis sugiere que los esfuerzos para acelerar el acceso a los anticonceptivos modernos y a la educación femenina podrían ayudar a reducir las tasas de natalidad en los países con mayor fertilidad.

El estudio también señala que, aunque las políticas “en favor de la infancia” no aumentarán las tasas de fertilidad hasta el nivel de reemplazo, sí pueden evitar que algunos países caigan a niveles de fertilidad extremadamente bajos

“No existe una solución milagrosa”, afirma Bhattacharjee.

Pero hay medidas sociales que pueden mejorar las tasas de natalidad, como un mayor permiso parental tras el nacimiento de un hijo, el cuidado infantil gratuito, los incentivos financieros y derechos laborales adicionales.

Javier Gregori

Javier Gregori

Periodista especializado en ciencia y medio ambiente. Desde 1989 trabaja en los Servicios Informativos...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00