Hora 25Las entrevistas de Aimar
Salud y bienestar

"Te puedes volar un dedo por usar un callicida": todo lo que quisiste saber sobre los pies y nunca te atreviste a preguntar

Aimar Bretos entrevista a Víctor Alfaro, podólogo especialista en biomecánica, director general de Podoactiva y podólogo del primer equipo del Real Madrid de fútbol y del Comité Olímpico Español

Algunos los tienen más grandes, otros más pequeños. Pueden ser negros, blancos, doblados, planos, más o menos gordos, ya se puede vivir sin ellos, aunque lo ideal es tener al menos uno... Hoy, en 'Hora 25', hablamos de los pies. Para ello tenemos al gran especialista de los pies en España: Víctor Alfaro. El Doctor Alfaro es podólogo especialista en biomecánica, director general de 'Podoactiva' y podólogo del primer equipo del Real Madrid de fútbol y del Comité Olímpico Español.

Dedos y juanetes

Víctor Alfaro deja clara la importancia de los dedos del pie: "Cuando caminamos pasan tres cosas bastante importantes y que ocurren en un segundo. Primero, cuando tocas el suelo lo tocas con el talón, en ese momento el pie funciona como una especie de palanca rígida; en el segundo momento, el pie se aplana contra el suelo y ahí es donde toda la articulación del pie (tenemos 33 articulaciones) se mueven para absorber el impacto; y un tercer momento en el que vuelves a convertir tu pie en una palanca rígida y los dedos ayudan a ese momento de despegue. Si tú no tienes dedos, no puedes generar ese último momento del paso, no podrías despegar correctamente y tendríamos que hacer algo que sustituyera los dedos".

¿Y no se podría hacer con cuatro dedos? "Se puede hacer si uno de los que falta no es el dedo gordo. Ese dedo, el primero, es imprescindible para caminar. Es mucho más fuerte que el resto porque es el que te propulsa en el último momento. Lo último que queda de un pie contra el suelo es el pulpejo del primer dedo, si caminamos bien. Entonces, sin ese primer dedo hay que hacerte otro primer dedo artificial para que tú puedas despegar. Y si te falta alguno de los otros, tenemos que hacer algo para rellenar ese espacio, porque si no lo que van a hacer es deformarse los demás", explica el podólogo.

Hay muchas preguntas acerca de los pies. Una de ellas puede ser por qué salen los juanetes. Así lo explicaba el Doctor Alfaro: "El juanete tiene un motivo principalmente mecánico. Tú no heredas los juanetes, tú heredas la forma de pisar que va a hacer que te salga un juanete. ¿Cuál es esa forma de pisar? Que tiendas a aplanar más el pie. Si lo aplanas más, esa primera articulación, que es donde sale el juanete, recibe más impacto en cada paso y esto repetido, repetido y repetido hace que aparezca el juanete".

Las entrevistas de Aimar | Víctor Alfaro, podólogo

Las entrevistas de Aimar | Víctor Alfaro, podólogo

36:57

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1715018761033/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pisadas y callos

A la hora de andar existen dos tipos de pisadas: supinadora y pronadora. El podólogo explica que en la pisada pronadora el pie tiende a aplanarse más, a apoyar más la parte de dentro. Por el contrario, supinar sería llevar el pie muy hacia el exterior. Solo es patológico si supinamos o pronamos en exceso. ¿Podemos detectar por nosotros mismos si somos supinadores o pronadores en exceso, es decir, si tenemos una patología a la hora de pisar? El Doctor Alfaro alude a una técnica muy sencilla: "cuando tengas un calzado que lo has llevado lo suficiente, dale la vuelta. La suela te va a hacer un estudio de pisada tremendamente fiable. ¿Qué deberías ver en una suela si pisas normal? Pues que has gastado un poquito más el talón por la zona externa y la zona del primer dedo un poquito más. Si lo que ves es que el talón por la zona de dentro te lo has comido es un síntoma muy patológico, hay que hacer algo. No tanto por lo que le pueda pasar al pie, sino a la articulación que más sufre por culpa del pie: la rodilla".

¿Es malo caminar mucho? Víctor Alfaro lo tiene claro: "No. De hecho estamos pensados para caminar mucho. De fábrica salimos súper bien para caminar mucho. Lo que pasa es que es verdad que si caminas mucho y haces algo mal, repites muchas veces un pequeño gesto mal hecho. Depende de la intensidad que le pongas a caminar, pero es el mejor deporte que podemos hacer". De tanto andar, a veces aparecen callosidades en el pie. El callo no es más que la defensa de la piel a la presión. Quitarlos es sencillo, pero el podólogo advierte: "Quiero contraindicar totalmente los callicidas, sobre todo en pacientes mayores. Un callicida es un ácido que tiene suficiente potencia para desintegrar esa piel tan dura que es la queratina del callo. Imagínate lo que le hace a la piel sana de alrededor. Te puede hacer una quemadura de segundo grado. Esto lo juntas en el algoritmo con un paciente mayor que no vea bien, que no llega bien y que tenga poca circulación y le puede volar un dedo por usar un callicida".

Zapatos y tacones

Otra cosa que hacemos mal y sobre la que llama la atención el podólogo es el momento del día en el que compramos los zapatos: "Nos tenemos que calzar bien, es el agente externo que más daña al pie. Hay que elegir bien el momento de comprar el calzado. El zapato se compra mejor por la tarde, al final del día, que es cuando lo tienes más dilatado, cuando el pie se ha ensanchado más. Tú te lo compras a primera hora de la mañana, en la que te acabas de levantar y tu pie está mucho más recogidito, y al final del día ese zapato que te iba bien a lo mejor no te va bien", aclara el Doctor Alfaro.

A la hora de comprar un zapato, el podólogo del Real Madrid también hace hincapié en que no solo podemos fijarnos en el número que tenemos, sino en el ancho de nuestro pie: "El 42 solo te está diciendo una distancia de largo, pero con esa misma distancia tenemos empeines que son un 30% más que otros. Y como no tenemos la posibilidad en la mayor parte del calzado de elegir el ancho, tenemos que probar. Probar y encontrar la marca para tu tipo de pie. Es muy importante encontrar la horma de tu zapato, porque si no, te va a complicar la vida".

Sobre el tacón y el daño que hace al pie se ha escrito y dicho mucho. El Doctor Alfaro matiza: "La chica que se pone un taconazo de 10 centímetros una noche para ir a una fiesta y que el resto de la semana lleva un zapato más bajo con una anchura normal, no pasa nada. Pero lo que es malo es cronificar ese uso. Si tú llevas siempre 5cm de tacón, tu tendón de Aquiles, tus gemelos, tus isquiotibiales han entendido que esos cinco centímetros eran parte de tu estructura, es decir, se van a acortar en esa medida. De hecho, es muy habitual ver a una señora que siempre ha llevado esos 5cm de tacón, le quitas los zapatos en la consulta y anda de puntillas. No le da de sí para que llegue el talón al suelo porque se ha acortado esos cinco centímetros".

"Casi todos los corredores lesionados que vemos en la clínica es porque están haciendo más de lo que posiblemente estaban preparados para hacer", así de contundente se muestra Víctor Alfaro sobre los corredores aficionados que fuerzan demasiado. "Uno tiene que iniciarse a correr poco a poco. La gente disfruta mucho corriendo, pero la clave es encontrar ese punto de equilibrio, el umbral de carga que tú puedes llevar porque no eres un deportista de élite. Es importante hacerlo con sentido común. Casi todas las lesiones de un corredor es porque ha hecho más de lo que tendría que hacer", concluye.

Olor y uñas

A la hora de ducharse es importante secarse bien entre los dedos de los pies porque: "El principal motivo de que a mucha gente le huela mal los pies es que mantiene esa humedad y eso se junta a que suda más de la cuenta, lo que hace el caldo de cultivo perfecto para que los microorganismos estén allí encantados de la vida", concreta el podólogo del Comité Olímpico Español. El olor a pies puede ser debido a una infección o al sudor, pero es fácil de tratar aunque no siempre se puede eliminar por completo, nos aclara.

¿Cada cuanto tiempo hay que cortarse las uñas de los pies? "Lo ideal sería una vez al mes más o menos. Incluso en personas mayores, lo que aconsejamos es limarlas cada poquito o cortarlas sin cortar las esquinas para que no se claven. Cuando se clava una uña, casi siempre el culpable es el propietario del pie o el que se las corta, porque lo que hacemos es cortar la esquina porque da la sensación de que así estás protegiendo más. Cuando cortas la esquina, lo que hace la piel que estaba en ese canto es invadir donde debería estar la uña. Con lo cual, cuando la uña nace se encuentra que alguien ha invadido su sitio y se clava. Entonces, vuelves a cortar la esquina de más abajo y cada vez se va clavando más y muchas veces al final hay que hacer una pequeña cirugía", termina por explicar Víctor Alfaro.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Josema Jiménez

Josema Jiménez

Periodista de Sanlúcar de Barrameda. Trabajo en la Cadena SER desde 2018. Antes en Hoy por Hoy, ahora...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00