Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

PREMIOS GOYA 2015

10 claves para seguir los Goya 2015

Si quieres parecer un experto la noche de los Premios del Cine Español, no te pierdas este décalogo

GRA399. MADRID, 19/01/2015.- La actriz Toni Acosta (d) bromea de Elena Anaya (2d), que ha sufrido un tropiezo a su llegada a la fiesta de nominados de los XXIX Premios Goya de la Academia del Cine Español, que se celebra esta tarde en los Teatros del Canal de Madrid. EFE/Alberto Martín

Alberto Martín (EFE)

1.- Un año de éxito

El cine español, por fin, puede presumir de haber logrado grandes cifras en la taquilla y las alabanzas de la crítica. El fenómeno de Ocho apellidos vascos fue un subidón para un sector en horas bajas, logrando más de nueve millones y medio de espectadores. Lo positivo es que no ha sido un fenómeno aislado. En 2014, uno de cada cuatro espectadores que acudieron al cine, lo hicieron para ver una película española. El resultado es que nuestro cine ha logrado recaudar 123 millones de euros. Además de la comedia de Martínez Lázaro, los espectadores han premiado a El Niño, La isla mínima y Relatos salvajes. Tres de las cinco películas que compiten por el Goya se han colado en el top ten de las películas más taquilleras en España, junto a Torrente 5 y Mortadelo y Filemón. El reto ahora es conseguir que estos datos no se conviertan en un hecho aislado, sino que marquen un cambio de tendencia en la relación -otrora de amor odio- entre el cine español y los espectadores.

2.- La Guerra del IVA, un año más

El éxito económico del cine español no solo beneficia al sector audiovisual, también Montoro y su ministerio se han llevado un buen pellizco gracias a ese 21 por ciento de IVA que graba las entradas de cine. Mientras este impuesto se sitúa en un 4 por ciento en Francia, en nuestro país ese aumento sigue castigando a un sector que recibe cada vez menos ayudas estatales. Las subvenciones se han desplomado con el Gobierno del PP. Un ejemplo, se ha pasado de los 76 millones de 2011 a los 36 de este año. La ausencia del ministro Wert en la gala del año pasado, no impidió que hubiera críticas a esta medida. Este año, la petición para que se baje el impuesto, ha llegado en forma de carta hasta Moncloa. Veremos qué reclamación se hace en la gala del próximo sábado.

3.- ¿Éxito o fracaso de los '8 apellidos vascos'?

Ha sido todo un fenómeno social. La comedia que se ríe de los estereotipos entre vascos y andaluces ha logrado reconciliar a los espectadores con el cine español. Sin embargo, el éxito en taquilla no se ha traducido en un gran número de nominaciones en los Goya. La película que dirige Emilio Martínez Lázaro solo ha logrado cinco, entre ellas la de mejor actor revelación para Dani Rovira.

4.- Entre Antena 3 y Telecinco

Mucho se quejan sus directivos de tener que invertir, por ley, en el cine español, pero lo cierto es que a las televisiones privadas les ha salido bien su incursión en la producción cinematográfica. En taquilla, la ganadora es Telecinco. Este año se ha forrado con Ocho apellidos vascos y con El Niño, pero además, la cadena de Vasile nos ha dado una lección sobre cómo promocionar el cine español. Por su parte, Antena 3, con La Isla mínima, ya lleva dos premios: el Feroz y el Forqué. Esta pugna entre canales ha llegado a los Goya; tanto la cinta de Alberto Rodríguez como la de Daniel Monzón, son las grandes favoritas de los premios de la Academia.

5.- Nuevos talentos condenados al cine low cost

La pugna entre esas televisiones dice mucho del modelo actual de producción audiovisual. A la espera de que Montoro cumpla su promesa y se apruebe el nuevo modelo de financiación, el cine español se escora, cada vez más, a los extremos. Por un lado, tenemos esas grandes producciones respaldadas por las cadenas privadas, con buen presupuesto, con actores conocidos y con una maquinaria de promoción apabullante; por otro, las películas de pequeño presupuesto , pero repletas de gran talento. Entre este último grupo hay cuatro nominadas en los Goya. Una de ellas, Magical Girl, ganó la Concha de Oro en San Sebastián. Otra, 10.000 Km triunfó en el pasado Festival de Málaga. Loreak o Todos están muertos completan esta lista de un cine de pequeño presupuesto, pero que nos ha regalado nuevos géneros y nuevas historias. El peligro de este modelo de extremos es que podríamos estar ante la desaparición de la llamada clase media del cine.

6.- El Goya de Honor más joven de la historia

Acostumbrados a actores que pasan de los setenta, este año el Goya de Honor es Antonio Banderas. El actor malagueño va a recibir su primer Goya. Sin embargo, este premio honorífico le llega en un momento agridulce. Banderas lleva desde 2003 produciendo cine con un éxito irregular, con algunos fracasos en la taquilla, como el caso de la cinta de animación Justin y la espada del valor. La entrega del Goya de Honor coincide con el estreno de su última producción, Autómata, una película de ciencia ficción que no ha logrado tener mucho peso en estos premios, tan solo cinco nominaciones en las categorías técnicas.

7.- ¡PELIGRO!, otra vez con números musicales

Es el punto débil del cine español. Pero el presentador de la gala, Dani Rovira, fue lo primero que anunció. Dice que sabrán tomárselo con humor. Seguro que Twitter también lo hace. Le recordamos algunos de los números musicales que más comentarios suscitaron el pasado año:

8.- Relevo generacional: Las actrices no pasan de los 40

Este año las cuatro nominadas con menores de 40 años. Elena Anaya, nominada por Todos están muertos, es la más veterana de esta categoría, donde la única que no ha estado nominada previamente es Macarena Gómez, nominada por Musarañas. Junto a ellas, también son finalistas Bárbara Lennie por Magical Girl y María León por Marsella. También son un soplo de aire fresco las candidaturas de las nominadas en la categoría de Mejor Actriz Revelación. Íngrid García-Johnsson, Nerea Barros, Natalia Tena -actriz de Juego de Tronos- o Yolanda Ramos, más veterana, pero primeriza en estos galardones.

9.- Entre Sevilla y Valencia, los Goya se vuelven periféricos

Aunque la ESCAV y la ECAM son las grandes escuelas de cine, este año la gala de los Goya tiene dos comunidades muy representadas: Andalucía y Valencia. Como dijo González Macho, presidente de la Academia, durante la Fiesta de Nominados, este será el año del cine andaluz. La Isla mínima, rodada en Sevilla, y hecha por un equipo andaluz, es el máximo exponente de esta comunidad. Aunque El Niño, Marsella, Anochece en la India o el documental de Paco de Lucía también representan al cine andaluz.

La Comunitat Valenciana estará representado en la gala de los Goya en quince nominaciones, entre ellas, la producción de Musarañas, Beatriz Sanchís nominada por Todos están muertos, o el propio Daniel Monzón, director de El niño, valenciano de adopción. Lo de Valencia tiene mérito porque carece de una televisión pública que ayude al sector audiovisual y por el fracaso político y empresarial -que no artístico- de los estudios de Ciudad de La Luz.

Más periferias, por ejemplo, Loreak, la primera cinta en euskera que compitió en San Sebastián, o 10.000km, la ópera prima que el catalán Carlos Marqués-Marcet ha rodado en Los Ángeles.

10.- En busca de la audiencia

Este año los Goya han pasado del domingo al sábado, como se hacía antiguamente. Entre los motivos de este cambio encontramos dos: el primero, que los BAFTA, los premios de cine británicos, se entregaban el domingo 8 de febrero. El otro motivo es que ahora el sábado por la noche es un horario de máxima audiencia. Tanto La Sexta Noche como Un Tiempo Nuevo han reinventado televisivamente la noche de los sábados. ¿Podrá Dani Rovira con El Pequeño Nicolás, Sonia Castedo, Podemos o Inda?

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?