Jueves, 24 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Vuelo GWI9525

¿Qué pruebas pasan los pilotos?

Se cumplen dos meses de la tragedia aérea de Germangwings. Explicamos qué tipo de pruebas pasan los pilotos para poder subirse a un avión. Además, controladores y conductores de tren, también se someten a pruebas exhaustivas en las que no hay capacidad para la improvisación

Restos del avión de Germanwings siniestrado el pasado 24 de mayo en Los Alpes franceses

Restos del avión de Germanwings siniestrado el pasado 24 de mayo en Los Alpes franceses / Cadena Ser

El día 24 de mayo se cumplen dos meses de la tragedia aérea en los Alpes. En el avión de Germanwings siniestrado viajaban 150 personas de las que medio centenar eran españolas. El copiloto Andreas Lubitz estrelló el aparato de forma deliberada, según concluyó la investigación. Esta semana ha concluido la identificación de los 150 pasajeros. ¿Cómo son las pruebas a las que se someten los pilotos? ¿Qué otros profesionales pasan controles periódicos? Pilotos, controladores aéreos y conductores de tren, son algunos ejemplos de profesiones a examen.

Pilotos

La preparación que exige la profesión de piloto es muy concreta por la gran responsabilidad que tienen. Una vez que están ejerciendo, las revisiones consisten en rellenar un formulario que es examinado por un médico aeronáutico que será quien determine si la persona es apta para volar. El reconocimiento es físico y psicológico y se llevan a cabo dependiendo de si los pilotos son comerciales, en este caso se pueden hacer cada año o cada seis meses. José María Iscar es piloto con 25 años de experiencia y miembro del sindicato de pilotos Sepla, reconoce que hace unos años la normativa y los controles eran más estrictos y cree que "la crisis ha pasado factura". Afirma que los pilotos asumen que tragedias como la de Germanwings no se pueden predecir, pero confían en que no se vuelvan a repetir. "Estos profesionales deben hacer un ejercicio de responsabilidad muy grande comunicando a la compañía cualquier anomalía en su estado físico antes de subirse a un avión". 

Todos los pilotos comerciales han de contar con un certificado médico vigente para poder ponerse a los mandos de un avión. Estos certificados sólo pueden estar expedidos por un centro médico aeronáutico. Íscar afirma que "el cien por cien cien del sueldo está ligado a volar, y en muchos casos, suelen ser de mil euros sobre todo para los copilotos. Esto significa que si no trabajas porque estas de baja, no cobras. En momentos puntuales, como una gripe, se puede soportar, pero si es un problema de depresión o una enfermedad mental, la decisión de ejercer la responsabilidad de comunicarlo significaría dejar de tener ingresos". Durante el vuelo pueden producirse anomalías, técnicas o físicas por parte de los pilotos. En un vuelo comercial siempre van dos pilotos por si uno de los ellos se pone enfermo el otro pueda aterrizar de forma controlada en un aeropuerto y garantizar la seguridad. A partir de ahí, se pone en marcha un mecanismo en el que los facultativos aeronáuticos serán quienes evalúen a los pilotos.  

Controladores aéreos

Dependiendo de la edad, cada dos años, cada año o incluso cada seis meses, los controladores aéreos pasan controles para obtener una capacitación que les permita desempeñar su trabajo. Son pruebas de todo tipo, desde analíticas hasta evaluaciones psiquiátricas y psicológicas. Ellos son los responsables de acudir a esos controles. Motivo de exclusión puede ser la pérdida de audición, una psicopatía que haga perder la percepción de la realidad, etc. Son pruebas muy exhaustivas en las que no hay lugar para la improvisación.

Los controladores están entrenados para soportar cualquier tipo de situación de estrés. Tragedias como la de Germanwings pueden pasar factura. Si en el momento en el que están comunicándose con los aviones detectan que no se encuentran bien deben comunicarlo inmediatamente a un superior que revise su situación para ser evaluado por un facultativo. Él será quien determine si están capacitados para seguir trabajando o no. El objetivo es preservar la seguridad de las operaciones y por supuesto proteger las vidas humanas.  

Imagen del AVE / Cadena SER

Maquinistas 

Todas las pruebas son iguales tanto para conductores de trenes de AVE y Alvia como para conductores de media y corta distancia. Se someten a pruebas físicas y de capacidad psicológica cada año. Ha habido un cambio en la normativa en lo que respecta al uso de medicamentos "si estas tomando medicación tienes la responsabilidad de comunicarlo" afirma Ángel Peña del sindicato Semaf. Tragedias como la del accidente del Alvia en julio de 2013 en la que murieron 80 personas puede afectar de forma significativa a los maquinistas. La repercursión de vivir algo así conlleva un proceso largo de recuperación que, en muchos casos, no se produce. Los conductores suelen analizar si han tenido culpa en lo sucedido, se les aparta temporalmente para hacerles una evaluación psicológica que, a veces, no superan con éxito. 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?