Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Jorge: "Nos obligó a ducharnos desnudos y se quedó delante mientras nos miraba"

Jorge, de 38 años, relata los abusos sexuales que sufrió con 10 años en el colegio de los Maristas de Barcelona

Jorge, de 38 años, sufrió abusos de un profesor de los Maristas de Barcelona cuando tenía 10 años. /

Jorge, de 38 años, ha sumado con su testimonio una denuncia más en el caso de los abusos a menores por parte de varios profesores del colegio Maristas de Barcelona. A él le ocurrió cuando tenía 10 años. Arnaldo fue su profesor de audiovisuales y recuerda que durante una comida en una excursión le castigó, junto a otros compañeros, a estar durante unos minutos en el exterior, donde llovía y nevaba. Pasado un tiempo les dejó pasar y, como se habían empapado, les mandó directamente a la ducha. “Nos obligó a ducharnos con la puerta abierta, se quedó delante y nos miraba fijamente”, relata Jorge en Hoy por Hoy con Gemma Nierga.

Tras muchos años de calvario guardando silencio, Jorge se ha atrevido a desvelar lo ocurrido durante su etapa escolar en el centro religioso. Considera que su caso es menor pero decidió denunciar tras hablar con Manuel, el padre de la primera víctima que ha denunciado y el que dio la voz de alarma. “Me dijo que esto les ayudaba realmente a ellos”.

Jorge cuenta que su profesor, ya jubilado, era un profesor guay, que les enseñaba cosas de audiovisuales y fotografía. “Tenía la fama de que se llevaba a los niños que se portaban bien a su casa como premio”, explica aún sorprendido con que este hecho se considerara algo normal. Pero de este profesor no es el único del que habla en su denuncia. Jorge también menciona a otro hermano marista que acostumbraba a meter “su mano en el bolsillo trasero de mi pantalón de manera habitual y delante de mi tutor”.

Jorge no responsabiliza solo a los autores de los hechos, sino también a los testigos, como eran otros profesores que presenciaban las situaciones y no hacían nada. “Yo lo veía como un gesto cariñoso. Porque el resto de profesores nos atizaban bastante. Eran bastante estrictos porque para ellos lo más importante era la disciplina, por encima de la educación. Y cuando alguien perteneciente a esta orden es cariñoso contigo lo entiendes como cariño”, explica.

Casi 30 años han tenido que pasar para ser consciente de que más que gestos de afecto, se trataba de abusos. Pero el caso de Jorge no es el único. La noticia ha saltado a la luz pública a raíz de la actuación de Manuel padre de una de las víctimas, que ha comenzado una campaña para encontrar más casos como el de su hijo de 22 años que sufrió agresiones sexuales de su profesor de gimnasia en el colegio de los Maristas, Joaquín Benítez, durante 2007 y 2010. Desde entonces, once personas han denunciado hechos similares en la Unidad de Investigación de la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Les Corts.

Este mismo domingo se trasladaba también la denuncia presentada por, hasta el momento, la única mujer. La exalumna reside ahora en Madrid y tiene 33 años, pero relató a los investigadores episodios de abusos sexuales y tocamientos que sufrió cuando solo tenía siete. En la declaración explica que el profesor la sentaba en su regazo mientras daba clase y le introducía la mano por debajo de la ropa interior, según cuenta la periodista Mayka Navarro que está siguiendo el caso.

Jorge reclama, además, un cambio en la ley de delitos sexuales relativos a menores, pues prescriben a los 10 o 12 años según la gravedad. Aunque el plazo empieza a contar a partir de la mayoría de edad de la víctima, Jorge considera que “una monstruosidad” que los culpables puedan quedar impunes solo porque la víctima no se ha atrevido, o no ha sido consciente antes, a denunciar. “Si una persona viola a un niño durante 6 años en este país y este no lo denuncia cuando tiene 28 años o antes, esa persona queda libre. Y me parece una monstruosidad. No somos un país civilizado si permitimos esto”, dice.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?