Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 05 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Mi nombre es César

La historia del niño mozambiqueño que no caerá en el olvido gracias al proyecto de censo en Manhiça, un logro del Centro de Investigación en Salud

César, un niño de Mozambique /

El niño que aparece a la derecha de la foto tiene mirada de pillo y nombre de emperador. César cumplió nueve años el tres de enero; su imperio consta de una choza con tejado de uralita, un cañizo para la letrina, dos patos, tres polluelos, un gallo, dos gallinas, una cabra y la intuición de que algún cerdo anda cerca. Como buen emperador atesora una considerable nómina de enemigos. ¡Todos quieren matarle! Malaria, tuberculosis, cólera, sida, fiebres diarreicas, malnutrición…Definitivamente, su reino sí es de este mundo.

Fotogalería: 'La Ventana', en Mozambique / NICOLÁS CASTELLANO

Con dos hermanos menores, una madre muy joven y un padre itinerante por la inveterada tradición de compartir varias esposas, su historia –como tantas en África- podía desaparecer sin dejar rastro; pero un proyecto de censo en Manhiça lo va a impedir. Ese es solo uno de los logros del Centro de Investigación en Salud que hace dos décadas nació con el apoyo de la colaboración española y que hoy es un referente mundial. Haberlo conocido te abre los ojos y el alma.

César no es Pedro, ni Pablo, ni Mariano, ni Albert…pero es hijo de la política, de la buena política. Hay ropa tendida en su claro de bosque y un puchero con mandioca o boniato; boniato o mandioca, no hay más. Ni Ferran Adriá podría lucirse aquí…pero al menos César es rico: su nombre, su capital.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?