Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

"Les rodearon y les apalearon hasta aburrirse"

La madre de uno de los agredidos ha dado algunos detalles en 'Hoy por hoy' con Gemma Nierga

El director general de la Guardia Civil visita la casa cuartel de Alsasua. /

Dos guardias civiles y sus parejas fueron agredidas en Alsasua en la madrugada del sábado. Los agentes, que se encontraban fuera de servicio, fueron apaleados por un colectivo de la izquierda abertzale. En Hoy por hoy con Gemma Nierga hemos hablado con Inmaculada, la madre de Oscar, uno de los agredidos que se encuentra hospitalizado por una fractura de tobillo.

Afectada por lo sucedido durante la noche del viernes, la madre de Oscar contaba algunos matices de lo sucedido en el enfrentamiento. "Les rodearon y les apalearon hasta aburrirse, hasta que llegó la policía foral", declaraba. Oscar, que lleva un año en Alsasua como Guardia Civil, estaba bien integrado en el municipio: "La gente de Alsasua tenía buena relación con él", aseguraba su madre.

Con rotundidad negaba la posibilidad de que ellos hubiesen comenzado la pelea, según apuntaba Sortu: "Absolutamente, sería absurdo que dos parejas puedan provocar a tanta gente junta, ¿en qué cabeza cabe?", negaba.

Durante el altercado, los policías se identificaron como tal, pero según su madre, el colectivo que comenzó a agredirles ya lo sabían. "Todo el mundo sabía quién era". La mujer ha querido recalcar que la profesión que desempeña su hijo es totalmente normal, y que en su día a día como Guardia Civil es un ciudadano más: "Los guardias civiles son hombres, bajan a comprar el pan, van a las fiestas del pueblo...". "La profesión de Guardia Civil no es como alguna gente cree: no es reprimir, sino ayudar", añadía.

Parte de la localidad había manifestado un rechazo a la presencia de la Guardia Civil. Sin embargo, Inmaculada no se esperaba que llegase a ocurrir algo así. Tras lo ocurrido, Oscar se ha sentido arropado por el apoyo de los suyos y por los vecinos de Alsasua. A pesar de lo sucedido, su hijo no considera cambiar de destino. "Yo le apoyaré decida lo que decida", concluía.

 

Los hechos tuvieron lugar en torno a las cinco de la madrugada del sábado en el bar Koxka de Alsasua, donde un grupo de personas agredió a los dos guardias civiles, que se encontraban en ese momento de fiesta con sus parejas.

 Los dos detenidos han sido conducidos poco antes de la ocho y media de la mañana del lunes a los juzgados de Pamplona y, tras prestar declaración ante el juez, éste les acusa de sendos delitos de lesiones y atentado a la autoridad, con la obligación de comparecer en el juzgado todos los viernes. Ambos jóvenes han abandonado andado el Palacio de Justicia.

Mientras declaraba el segundo detenido, en la puerta del juzgado de guardia se encontraba una treintena de personas que esperaba a que finalizase la declaración. Portaban carteles que dicen 'No a los montajes policiales' y 'Utzi pakean Altsasu' ('Dejad en paz Alsasua').

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?