Últimas noticias Hemeroteca

Normalizar los recortes

Quizás investigando por ahí, se encuentren las razones de por qué las clases trabajadoras acaban votando a fantoches como Trump que prometen el paraíso a precio de saldo y a costa de quienes aún lo pasan peor que nosotros.

En las últimas horas se han acumulado una serie de noticias que hablan de un mundo que parece haber venido para quedarse. El crecimiento económico de España no impide que un grupo de universitarios haya tenido que poner en marcha un programa de crowfunding para que 9 estudiantes españoles con expedientes brillantes y dificultades económicas puedan seguir sus carreras.

Ese crecimiento no impide que el Instituto de la Mujer haya recortado las subvenciones a pequeñas y medianas empresas para implantar medidas destinadas a la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Una brecha que en España es del 16%.

Tampoco impide ese crecimiento económico que sigamos copagando las medicinas. En realidad, que las paguemos dos veces: primero a través de los impuestos y después cuando las compramos en la farmacia. Y hoy adelantamos en la SER, que ese esfuerzo de los ciudadanos no ha servido para bajar el gasto farmacéutico, que en teoría era uno de los objetivos.

O que el precio de la luz sea un asunto inentendible, que un sector regulado como este y que provee un servicio básico dispare su precio cuando más falta hace -hoy vuelve a estar en máximos- y que sea comentado por el gobierno como si fuera un fenómeno meterológico en el que nada tiene que ver la acción gubernamental. La impotencia o la inacción de la política nunca fue tan gráfica..

Y qué decir de que llamemos empleo a contratos por días, semanas o meses pagados… justo al revés que el precio de la luz, haciendo tarifa plana por la tabla más baja.

Hemos acabado normalizando lo que se presentó hace 9 años, al comienzo de la Gran Crisis como una situación excepcional. Lo que hoy les cuento son solo cuatro noticias de las últimas 24 horas. Cualquier otro día hay otras tantas más.

Quizás investigando por ahí, se encuentren las razones de por qué las clases trabajadoras acaban votando a fantoches como Trump que prometen el paraíso a precio de saldo y a costa de quienes aún lo pasan peor que nosotros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?