Domingo, 23 de Enero de 2022

Otras localidades

NAZISMO

Los 'cazanazis' que trabajan para localizarlos y llevarlos ante la justicia

Ariel Gelblunc, responsable para America Latina del Centro Simon Wiesenthal, ha detallado el proceso que siguen para identificar a antiguos cargos de Hitler

Adolf Eichman, oficial nazi y miembro de las SS que huyó a Argentina. Allí fue capturado en 1961 por los servicios secretos de Israel. Condenado a muerte por crímenes de guerra, fue ejecutado en mayo de 1962.

Adolf Eichman, oficial nazi y miembro de las SS que huyó a Argentina. Allí fue capturado en 1961 por los servicios secretos de Israel. Condenado a muerte por crímenes de guerra, fue ejecutado en mayo de 1962. / CADENA SER

Un anciano y tranquilo carpintero de Minnesota (EE. UU.), de 98 años, ha sido identificado por las autoridades polacas como Michael Karkoc, un terrible comandante nazi de las SS de Hitler. Su crueldad, cuentan, fue infinita. Llegó a represaliar y arrasar aldeas enteras durante la invasión en Polonia. No es la primera vez que se ve ante la justicia. Hace cuatro años ya salió a la luz su caso, pero su familia negó que se tratase del criminal nazi y aportaron documentación de su estado de salud para evitar que fuese juzgado en Alemania. Estos argumentos no han frenado a los fiscales polacos que han demostrado su identidad. El cazanazis Efraim Zuroff, del Centro Simon Wiesenthal en EE. UU. ha avanzado que solicitará su revisión por médicos independientes para evitar que siga dando largas. Ariel Gelblunc, responsable para América Latina de dicha organización, ha detallado el proceso que siguen para identificar a antiguos cargos del ejército y los servicios secretos del Führer.

"Nunca es tarde, sobre todo para sostener un tema de memoria, que es para nosotros nuestra razón de ser", ha señalado Gelblunc, responsable en Latinoamérica de una organización judía de carácter internacional que busca utilizar estos casos para crear conciencia internacional contra la discriminación, la xenofobia y el antisemitismo: "Entendemos que se trata del mayor hecho de crueldad del siglo XX, que nos ha puesto frente a lo peor de la humanidad, y no podemos dejar pasar esa historia".

La organización no tiene cifras, no tiene cuantificados los nazis, los responsables del terror, que siguen con vida y se encuentran en busca y captura por la justicia. "Nosotros lo que buscamos es que, además de conocer las identidades, esa persona esté viva, esté en condiciones de asistir a un juicio y que haya un país dispuesto a juzgarla. Con esas tres condiciones nosotros estamos dispuestos a encontrarlos", ha precisado Gelblunc, que también ha emplazado, a los que quieran conocer más sobre el tema, a visitar la web operationlastchance.org, elaborada por un especialista de la oficina de la ONG en Jerusalén.

Al ser personas de edad avanzada, todos ellos nonagenarios, resulta complicado llevarlos ante la justicia, pero Gelblunc no lo ve imposible, ya que ha habido casos en los que no sólo fueron juzgados y condenados, sino que también entraron en prisión: "La realidad nos está mostrando que se puede. En Alemania fueron juzgados el año pasado, y están cumpliendo condena, un hombre de 96 años y otro de 94, este último un oficial que estuvo presente en actos del genocidio".

El caso de Karkoc está en manos de Estados Unidos, que tendrá que decidir si extradita al comandante nazi, como pide la Fiscalía polaca. Gelblunc ha explicado que probablemente lo revocarán: "EE.UU recurre en estos casos a que mintió cuando entró en el país. Ellos no entran a juzgar lo que se está diciendo sobre él, sino que asumen que falseó sus datos y se sienten engañados".

Desmemoria

América Latina se convirtió en uno de los destinos preferidos de los nazis para ocultarse. España fue también un buen escondite. Que se hayan ocultado hasta el día de hoy en diferentes lugares del mundo no se puede entenderse sin la colaboración de agentes externos o internos de esos propios países en los que se cobijaron: "La historia reciente ha demostrado que es más fácil recibir a un criminal que a un refugiado", ha recriminado Gelblunc.

El responsable de la organización en Sudamérica ha sido contundente al afirmar que estamos asistiendo a un momento en el que sucede algo parecido: "La gente cree que el día que terminó la Segunda Guerra Mundial abrieron los campos de concentración y los presos judíos salieron felices. Esa gente tardó entre tres y cuatro años en encontrar un país que los recibiera. Hoy vivimos una situación similar con los sirios. La memoria no nos ha perdurado".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?