Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

FRAUDE HAMBURGUESAS

"Nos preocupa que a lo largo de 15 años nadie los haya denunciado"

Dos profesionales del sector de los controles alimentarios confirman la posibilidad de que hayan fallado en este caso

"Nos preocupa que a lo largo de 15 años nadie los haya denunciado"

Getty Images

Hace unas semanas la empresa Eurofrits S.A, de Burgos, saltaba a la palestra de los medios. El motivo fue que después de una operación de la guardia civil llamada “Catering”, comenzada en 2015, se destapaba el presunto fraude de su carne de vacuno. Los análisis mostraron que las hamburguesas, albóndigas y otros productos contenían solamente un 25% de carne de ternera. El resto se correspondía a carne de cerdo, pan, soja y otros componentes.

La pregunta que surge de este fraude es: ¿Cómo es posible que después de tantos años nadie se diera cuenta? ¿Han fallado los controles de seguridad alimentaria? En el programa de SER Consumidor del domingo invitamos a dos profesionales del sector para que resolvieran nuestras dudas y sobre la efectividad de los controles alimentarios llevados a cabo por las autoridades sanitarias y las propias empresas.

Intervinieron Rubén Sánchez, portavoz de FACUA; Jorge Morro, Director General de Competitividad de la industria agroalimentaria y de la empresa agraria de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Junta de Castilla-León; y Eduard Mata, de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria, Responsable del Programa de Evaluación y Mejora de los controles administrativos y que fue presidente de la Agencia de Seguridad Alimentaria.

Desde FACUA se preguntan: “¿Nunca se inspeccionó a esta marca? ¿Es que la competencia no analiza lo que venden los otros?”, dijo Sánchez, que añadió: “Nos preocupa que a lo largo de 15 años nadie los haya denunciado”.

También confesó que han intentado hablar con la empresa pero que nadie les contesta. FACUA ha pedido a Eurofrits S.A. que les facilite “los nombres de los productos, las listas, los etiquetados, etc”. “Pero nadie nos contesta y les hemos escrito tres veces”, confiesa Sánchez, que añadió que tampoco saben nada del Ministerio de Sanidad, ni de la Junta de Castilla y León.

Por su lado, Morro confirmó que “Eurofrits tuvo una inspección a finales de 2015 y en enero de 2016”. Añadió que “se tomaron 32 muestras a analizar”. “Es necesario matizar que cuando se va normalmente a una empresa no siempre se analiza lo que se produce, sino que lo que se suelen hacer son controles sanitarios” explicó Morro. Reconoció que “sí que ha pasado algo” pero afirma que “por norma general el control es altísimo. Esto es una excepción”.

Además, Morro comentó que aparte se realizan “inspecciones de consumo y también se lleva a cabo un control de la documentación”. Punto en “el que se suelen descubrir las cosas”, confirmó Morro.

“Siempre tendremos incidentes de este tipo. Pero hay que fiarse un poco. Pero siempre pueden fallar…”, afirmó Mata. “Todo está basado en inspecciones y estas se hacen sobre un porcentaje fijo de empresas cada año”, dijo. La solución para Mata es clara: “Lo que tiene que pasar cuando suceden estas cosas es que los castigos sean más ejemplares. Hay que hacer caer todo el peso administrativo y de la ley sobre estas cosas”. Sin embargo, consideró que “la presión inspectora en el tema de calidad es menor que por ejemplo en el de la seguridad alimentaria”.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?