Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

¿Qué es la estabilidad?

Rajoy ya tiene presupuestos y con ellos, en teoría, la estabilidad. Pero la estabilidad de un país la dan también el respeto a la dignidad de las instituciones, la impecabilidad de sus representantes y el respeto a la inteligencia de sus ciudadanos

Rajoy equivocándose al votar los presupuestos que, en teoría, le salvan media legislatura, es quizás la más gráfica representación del momento que vive este gobierno.

Un gobierno que pisa brasas todos los días y que sin embargo ha conseguido sacar adelante la ley básica de la estabilidad, los Presupuestos generales del Estado. Aprobados los de este año, si las cosas se tuercen puede prorrogarlos en el año 2018 y así Rajoy se planta en la primavera de 2019 con la legislatura prácticamente acabada. Claro que todo esto es en teoría, porque las brasas que pisa cada día el gobierno pueden acabar por quemarlo.

En las elecciones del 20 de diciembre del 2016 el PP perdió tres millones de votos, muchos atribuibles a su gestión de la crisis económica y otros muchos a los escándalos de corrupción. El espectáculo de vetos a todas las bandas que protagonizaron PSOE, Podemos y Ciudadanos, le facilitó al PP remontar en junio del 2016. Pero el gobierno de Rajoy sabía que iniciaba una legislatura con sus escándalos paseándose por los tribunales. Los casos conocidos entonces -Caja B, Bárcenas, Gürtel, Púnica, Pitufeo...- y los casos sobrevenidos después como la Operación Lezo por el saqueo del Canal de Isabel II.

En esas circunstancias la elección de Manuel Moix para la Fiscalía Anticorrupción fue ya una declaración de intenciones. Porque el fiscal general lo nombró sabiendo que tenía menos experiencia que otros para el cargo y sabiendo sobre todo que existían unas cintas con dinamita dentro: la conversación en la que un presunto delincuente, Ignacio González, señala a Moix como su fiscal favorito.

Pero la bomba en forma de sociedad radicada en un paraíso fiscal ha sido ya demasiado incluso para un gobierno especialista en mirar para otro lado. No ha dimitido todavía Moix, pero se da por supuesto que dimitirá o lo cesarán en las próximas horas.

En apenas un día el gobierno ha pasado de mostrarle confianza a que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, le enmendara la plana al presidente diciendo que esto, qué va a ser una cuestión de confianza, que esto no afecta al gobierno, que esto es un marrón del fiscal general.

Rajoy ya tiene presupuestos y con ellos en teoría la estabilidad. Pero la estabilidad de un país la dan también el respeto a la dignidad de las instituciones, la impecabilidad de sus representantes y el respeto a la inteligencia de sus ciudadanos. Sin esto, las cuentas públicas parecen un programa informático convenientemente adobado con el reparto de dádivas por comunidades en función de los votos que se necesiten.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?