Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

LA MIRADA

Qué falta de sensatez

¿Por qué no es posible en este país que cuando alguien tiene que dimitir lo haga a las primeras de cambio, sin más, directamente y sin excusas? ¿Qué sucede para que un presidente del Gobierno envíe ánimos a un fiscal anticorrupción,como si el presidente del Gobierno de este país respondiera de los miembros de la fiscalía?

Que el señor Moix tenía que dimitir de su cargo como jefe de la Fiscalía Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada fue tan evidente desde el primer momento en que se supo que era partícipe de una sociedad domiciliada en Panamá que lo único verdaderamente extraño en este caso ha sido que tardara tanto. Lo insólito es que el Fiscal General del Estado se empeñara en defenderle y que presidente del Gobierno saliera también al ruedo para mostrarle su confianza.

¿Por qué no es posible en este país que cuando alguien tiene que dimitir lo haga a las primeras de cambio, sin más, directamente y sin excusas? ¿Qué sucede para que un presidente del Gobierno envíe ánimos a un fiscal anticorrupción, como si ese cargo tuviera algo que ver con él o como si el presidente del Gobierno de este país respondiera de los miembros de la fiscalía? ¿Qué falla para que un Fiscal general del Estado diga que mantener una sociedad en un paraíso fiscal es algo perfectamente apropiado para un fiscal anticorrupción y que ni por lo más remoto afecta al prestigio de la institución?

Es posible que Manuel Moix no haya cometido una ilegalidad o delito contra la Hacienda Pública pero no merece la pena discutir si ha hecho daño a la institución. Claro que sí. Mucho, y negarlo es absurdo. El Fiscal general podría haberse limitado a decir, hace ya dos días, que sentía que el señor Moix tuviera que marcharse, pero que las circunstancias lo hacían inevitable y le agradecía su inmediata disponibilidad a dejar el cargo.

Pero no, el Fiscal General ha esperado hasta que la misma asociación de fiscales a la que pertenece el señor Moix ha pedido públicamente su dimisión y para colmo ha dicho que ha intentado convencerle hasta el final para que no se fuera. Qué falta de prudencia y de sensatez.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?