Lunes, 29 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Operación Triunfo

Cuando el indie llega a Operación Triunfo y te decepciona

Había muchas ganas -nunca mejor dicho- de escuchar la canción de Zahara 'Con las ganas' con la voz de Amaia y Aitana, y vocalmente estuvieron perfectas pero la puesta en escena no ayudó nada

Las expectativas estaban muy altas. La semana pasada Amaia y Alfred cantaron City of Stars al piano y dejaron un momento que pasará a la historia de Operación Triunfo, que no había empezado con muy buen pie en su última edición. Se hablaba de la juventud de los concursantes, de su naturalidad, pero de música -una vez más- poco y mal. Hasta el lunes pasado. Verles interpretando esa canción de la banda sonora de La La Land al piano dejó a más de uno con la boca abierta y los pelos de punta. Sus voces empastaban a la perfección y había complicidad y frescura, justo lo que se echó de menos esta semana.

Muchos conocimos a Amaia ese día y nos hemos pasado la semana viendo vídeos de sus momentos más surrealistas en el reality. Cuando encima asignaron un temazo como Con las ganas de Zahara para la gala de esta semana, sin darnos cuenta nos habían atrapado y nos volvía a apetecer ver una actuación de Operación Triunfo como cuando se mascaba la tensión entre Bisbal y Chenoa.

Amaia iba a cantar Con las ganas junto a Aitana. Empezamos a ver algún ensayo y la cosa pintaba muy bien. Hasta la propia Zahara había expresado su emoción por las redes sociales. La canción cumplía 12 años saliendo en prime time en la televisión pública, donde es muy probable que Zahara no la haya cantado nunca porque no hay programas de música en televisión que no sean de versiones o de vídeos antiguos. Pero bueno, era un momento de celebración. El indie llegaba a Televisión Española. Había que ver la gala, al menos, la actuación.

La voz de Aitana se parece a la de Zahara y respetó bastante la canción original. De hecho, la cantó con tanta rigurosidad que congelaba. Amaia, en cambio, se la llevó algo más a su terreno y dio muestras nuevamente de su naturalidad. Las dos voces a la vez sonaban preciosas. Fue una versión muy bonita para un disco homenaje a Zahara, por ejemplo. Lo malo fue la puesta en escena: las dos chicas rodeadas de chicos vestidos de blanco impertérritos distribuidos por el escenario con los que tenían la misma interacción que con un palo. Cada una cantaba por un lado del escenario, sin mirarse siquiera. Si la idea era dar mayor protagonismo a la letra, que no para de lanzar dardos, quizá lo mejor habría sido dejar un escenario totalmente vacío. Mejor que con elementos que no aportaban nada.

El tema sonó realmente bien pero no traspasó y la culpa seguramente no será de las chicas, que seguían milimétricamente los pasos pautados por el programa. La canción es de una sinceridad brutal pero lo único que emocionó un poco es el abrazo que se dieron cuando terminaron. Precisamente se echó de menos lo que nos conquistó la semana pasada con City of Stars: complicidad y sencillez. Algo más parecido a los ensayos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?