Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

Ley Electoral General

La 'España vacía' de Ciudadanos y Podemos

Hasta 12 provincias se quedaron sin representación de Ciudadanos y Podemos en las últimas elecciones generales. Una combinación de aritmética y demografía impide a los partidos emergentes obtener diputados en las regiones más despobladas

La 'España vacía' de Ciudadanos y Podemos

Rivera e Iglesias

Esta semana Ciudadanos y Podemos unían fuerzas para impulsar una reforma electoral con el objetivo de conseguir un sistema, dicen, más proporcional. La propuesta pone sobre la mesa el viejo debate sobre cómo se reparten los escaños en nuestro país, sobre si realmente hay provincias en las que los votos valen más que en otras y sobre lo difícil que es para los partidos emergentes obtener un diputado en algunas circunscripciones.

En las últimas Elecciones Generales, por ejemplo, hasta 12 provincias se quedaron sin representación de Ciudadanos y Podemos. Son Ávila, Cáceres, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Ourense, Salamanca, Segovia, Soria, Palencia, Teruel y Zamora. Para el politólogo Pablo Simón, editor de Politikon, se trata del bastión de PP y PSOE, gracias a una combinación de aritmética y demografía. “En parte porque existe un efecto mayoritario del sistema electoral, porque normalmente eligen menos de 5 diputados, en parte también por la composición socio económica de estos distritos: en muchas casos es población envejecida, suelen dedicarse al sector primario…por lo tanto suelen ser votantes los cuales tienen un afecto mayor por los partidos clásicos y tienden a votar por ellos”.

El "sesgo conservador" de la España Vacía 

El mapa que forman estas provincias coincide con el de la 'España Vacía' que el periodista Sergio del Molino dibujó en su exitoso ensayo sobre el abandono rural en algunas zonas de nuestro país. Del Molino, como Simón, reconoce cierto sesgo conservador en estos territorios, pero para él la clave sigue siendo el actual sistema electoral. “A lo mejor eso también influye en los cálculos que hacen los votantes de esas zonas. Con lo cual ya se inclinan ya por una opción mayoritaria aunque a lo mejor no es lo que votarían si tuvieran la certeza de que su voto va a obtener representación”.

Se da la circunstancia de que en provincias como Ávila el PP necesitó solo 25.000 votos para cada uno de sus dos diputados. En Madrid fueron 36.000 por cada escaño. Pero para el autor de 'La España vacía' no es que un voto en estas zonas valga más que uno en Madrid. “En torno al 40% de los votantes de Ávila lo que valen es cero, son votos que por el sistema de restos y por lo minúsculo de la circunscripción no obtienen nunca representación. Hay una parte de la ‘España vacía’ que no es que esté sobrerrepresentada, es que directamente no aparece nunca, sus votos no sirven absolutamente para nada”

La reforma que proponen Ciudadanos y Podemos paliaría algo la desproporción pero con ella, según Pablo Simón, estas provincias no perderían peso político, ni se tocaría el equilibro territorial, solo la fórmula de reparto. De los 350 diputados del Congreso, 100 vienen de la 'España vacía': en total 28 provincias con 5 o menos representantes.

Votar a los 16 años no cambiará la balanza electoral

Además de un cambio en la fórmula de reparto de votos, la propuesta de los nuevos partidos incluye acabar con el voto rogado, imponer por ley la obligatoriedad de los debates electorales y una medida que genera más posiciones encontradas: permitir el voto a partir de los 16 años, una idea que ya se ha puesto en marcha en países como Austria y Argentina. En España serían alrededor de 900.000 los jóvenes que podrían votar a una edad en la que ya se puede, por ejemplo, trabajar y pagar impuestos, por lo que desde organizaciones como el Consejo de la Juventud ven incoherente que entre sus obligaciones y derechos no se encuentre el sufragio. Julia Chica, su presidenta, crítica esta contradicción: “Que nos podamos casar, que podamos buscar trabajo… y que por ejemplo un derecho tan fundamental como es votar para decidir las políticas por ejemplo encaminadas a emanciparse o a encontrar empleo no lo puedan tener la gente joven”.

En noviembre de 2016 el Congreso rechazó una propuesta similar con los votos contrarios de PP y Ciudadanos a pesar del empuje de Podemos y PSOE que incluso recogió la idea en su 39 Congreso Federal. Pero para Pablo Simón rebajar la edad de voto no tiene por qué beneficiar a la izquierda. “Hemos visto casos en los cuales esto no es así. En Austria, por poner un ejemplo, los jóvenes votan más a la extrema derecha de tal forma que no está claro el que necesariamente tengan que tener un voto más progresista”. Tampoco lo creen desde el Consejo de la Juventud donde además ven esta idea como una oportunidad para que los jóvenes adquieran capacidades críticas.

Sobre la posible abstención, el editor de Politikon no cree que sea un factor que pueda cambiar el equilibrio electoral. “Es que además estos jóvenes tienden a abstenerse en la misma medida en que lo hacen los comprendidos entre 18 y 20 años. Tienen tasas de participación en torno al 40% y por lo tanto no podrían ser un peso demográfico que cambiara la balanza del equilibrio de poder en España”. El Consejo de la Juventud reconoce que los adolescentes pueden estar menos implicados políticamente, pero lo achacan precisamente a la imposibilidad de participar en los procesos y apuestan por fomentar el voto con una educación política que dicen, todo el mundo necesita, independientemente de la edad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?