Últimas noticias Hemeroteca

, 19 de de 2019

Otras localidades

"Los bancos consiguen dinero a 'tipo cero' y nos lo dejan a un interés muy alto"

La concesión de créditos al consumo se ha disparado, un 15% el año pasado. ¿Por qué pagamos más por ellos que la mayoría de los países europeos?

()

El año pasado aumentaron los créditos al consumo un 15%. ¿Qué implicaciones tiene una subida que en principio puede parecer positiva? ¿Y por qué España paga por estos créditos mucho más que la mayoría de los países europeos? Para responder a todas estas preguntas, en el pasado SER Consumidor entrevistamos a Pau Monserrat, economista de cabecera del programa.

“Que aumente el crédito al consumo tiene un factor positivo: tanto las entidades financieras como los clientes se animan a endeudarse y a dejar dinero, eso significa que hay más perspectivas de que la economía va a funcionar mejor. Podemos estudiar si este crédito se está concediendo y solicitando de forma responsable, es decir, si hemos aprendido de la crisis, de dejar dinero de forma un poco razonable. Y el punto más negativo es que los costes de intereses que estamos dejando en España no son precisamente de un país potente”, comentó nuestro entrevistado.

El interés medio que estamos pagando los usuarios por los créditos al consumo entre 1 y 5 años es del 8,30%, pero en Europa es 4,80%. Es decir, pagamos mucho más que la mayoría de los países europeos: sólo nos supera Lituania, Estonia, Eslovaquia y Grecia. El economista señalaba: “Son los mismos tipos que se estaban dando en España cuando el Euribor estaba casi al 5%. Eso significa que en realidad es muchísimo más alto, porque los bancos están consiguiendo liquidez del Banco Central Europeo a tipos prácticamente cero. (…) con los tipos de interés de los mercados mayoristas a los que acceden los bancos, y están dejándonos dinero a un tipo muy elevado”.

Monserrat continuaba: “No ha dado tiempo para que la cultura financiera de la gente mejore. No se han puesto las bases legales ni se han cambiado las normas de los supervisores. La banca sigue teniendo los mismos incentivos de dejar dinero de forma muy arriesgada que cuando se gestó la crisis, porque se les ha enviado una señal muy clara: “Si tenéis problemas porque lo habéis dejado de forma irresponsable, no os preocupéis, que para eso está el sector público y los rescates”. Y, en cambio, no se le penaliza. Tenemos aún una tarea pendiente: que los bancos que dejen dinero de forma irresponsable tengan una sanción en el interés que cobran en el dinero que han dejado”.

¿Hay algo que justifique por qué pagamos más que la mayoría de países de nuestro entorno? “Yo creo que es porque los bancos saben que estamos acostumbrados a pagar intereses altos en los préstamos personales. Si nos fijamos en los tipos que pagamos en préstamos para adquisición de vivienda, no estamos tan mal colocados. Además, estamos muy bancarizados y no tenemos demasiadas opciones cuando vamos a buscar crédito, cosa que no pasa en otros países europeos que tienen otras opciones, como pedir préstamos fintech tipo crowdfunding. Y, por otra parte, así como en las hipotecas tenemos consciencia de que hay que mirar mucho el tipo de interés y hay mucha competencia, en el préstamo personal un 8% nos parece relativamente barato porque lo pagábamos antes también”. Para terminar, Pau Monserrat señalaba una serie de factores en los que es útil fijarse de cara a pedir un crédito: “A quién le pedimos el crédito; a qué vinculación nos obliga: es decir, si además del crédito nos obliga a contratar un seguro, práctica demasiado habitual en nuestro país…”.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?