Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Terry Gilliam: "Que le jodan a Cervantes y a Don Quijote"

El director estadounidense explica así cómo decidió dejar a un lado la novela para adaptar 'El hombre que mató a Don Quijote', película que se estrena en el Festival de Cannes tras 25 años de conflictos

La clausura de la edición número 71 del Festival de Cine de Cannes es especial, porque 25 años después se podrá ver El hombre que mató a Don Quijote, una de las producciones más caóticas, problemáticas y polémicas de la historia. "Esta película estaba destinada a estrenarse en Cannes, ha sido gracias a Cannes, le tengo que dar gracias al festival que siempre me ha apoyado", decía Terry Gilliam, su creador. 

El director estadounidense se ha enfrentado a todo y a todos, como el propio personaje de Cervantes, durante este proceso. "Yo no estoy obsesionado, él está obsesionado conmigo y es el culpable de todos mis males. Diría que me ha maltratado", confesaba el colaborador del grupo Monty Python a la prensa española en Cannes. La cinta es española, tiene producción de nuestro país, de Tornasol Films, y se rodó en La Mancha, lugar donde Cervantes situó al personaje más célebre de las letras hispanas.

En 2017 se rodó esta versión definitiva, que este sábado se verá en el gran teatro Lumière de Cannes. El hombre que mató a Don Quijote está protagonizada por Adam Driver y Jonathan Pryce, y también por actores españoles como Rossy de Palma, Óscar Jaenada, Jordi Mollà o Sergi López. Se rodó en 2017 y a punto ha estado de no estrenarse, debido a un conflicto con uno de los productores, Paolo Branco, que denunció al director y pidió que no se estrenase. La justicia ha dado la razón a Gilliam y, de momento, no hay más molinos de viento interrumpiendo su camino. "Probablemente la única cosa buena que me pasa es que no tengo memoria, olvido todo lo malo y solo recuerdo lo bueno. Por eso he seguido haciendo películas", decía el director.

El director de películas como Brazil (1985), Doce monos (1995), Miedo y asco en Las Vegas (1998), también ha visto resentida su salud estos días, con un amago de infarto cerebral justo antes de que empezara Cannes. "Mi cuerpo probablemente se tomará revancha cuando termine el festival, pero por el momento responde bien. El libro es una épica del triunfo sobre el sufrimiento, así que parece que ha funcionado perfectamente para mí", explica. "Espero no perder el sentido del humor, me preocupa ver que hay menos humor hoy en día. La vida se ha vuelto solemne, si el humor muere será el final de la civilización. Es los que nos mantiene vivos", añadía.

Gilliam no ha sido el primero en querer adaptar la considerada como primera novela moderna. El gran libro en castellano, el gran alegato en favor de que el idealismo y el realismo deben ir de la mano. Lo hizo Orson Welles en los años 50 hizo con una versión inacabada y original: "Esa ha sido una competición con un hombre muerto. Una competencia injusta porque yo podría terminarla y él no", reía Gilliam. "En realidad es un homenaje a Orson Welles".  También está "Man of La Mancha”, dirigida por Arthur Hilller con Peter O’Toole y Sofía Loren, y la miniserie para TVE que Manuel Gutiérrez Aragón dirigió con Fernando Rey. "Es mi Quijote favorito", reconocía el director de 12 monos.

Ahora llega este nuevo y esperado filme, que se estrena el uno de junio en nuestro país. En ese momento Terry Gilliam romperá la maldición de esta película. ¿Habrá segunda parte, como la hay en el libro de Cervantes? "No creo que pueda contar con Adam Driver, ahora actor de Star Wars", respondía el director. Gilliam se ha mimetizado tanto con Don Quijote que hasta sus respuestas tienen un tono cervantino. Sobre qué cosas son o no posibles decía: "lo imposible es lo que permite a la humanidad continuar".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?