Últimas noticias Hemeroteca

"Hay una oleada de ataques contra periodistas desde lugares inesperados"

El periodista Alfonso Armada alerta de que el discurso de crispación de algunos políticos no ayuda a la libertad de prensa

Jamal Khashoggi, Jan Kuciak, Rubén Pat, Viktoria Marinova... y así hasta 80 periodistas asesinados en 2018, según el informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Personas con nombres y apellido que mueren por informar y no solo en países en guerra, como Afganistán y Siria —que encabezan esta lista de lugares más mortíferos. México o Estados Unidos también son territorios hostiles para los informadores. El dato de muertes crece por primera vez desde hace cinco años y los expertos alertan de que el discurso de crispación de muchos políticos no ayuda.

"Hay una oleada de ataques contra periodistas desde lugares inesperados", relata Alfonso Armada, presidente de la sección española de RSF. "No nos extraña que haya en lugares como Afganistán, como China o como Irán... pero que los ataques de países como Estados Unidos hayan encontrado eco además en países de la Unión Europea como Bulgaria, República Checa o Polonia ha creado una atmósfera muy negativa para la prensa", cuenta Armada.

El caso de Jamal Khasshogi ha sido uno de los más mediáticos este año, después de que Arabia Saudí dijera y se desdijera hasta reconocer el asesinato del reportero. “La mayor parte de estos crímenes quedan impunes y extiende la sensación de que es muy barato matar a periodistas”, sostiene Armada.

Políticos como Donald Trump con su ya tradicional discurso de las “fake news”, mantiene abierto el conflicto con la prensa y ha protagonizado escenas como la del pasado 7 de noviembre cuando tras un rifirrafe con un periodista de la CNN le retiró la credencial y le expulsó de una rueda de prensa.

La lucha entre poder y periodismo es muy antigua, pero algunos periodistas mantienen que la libertad de prensa se está viendo coartada en este tiempo. Más de 348 periodistas han sido encarcelados en 2018 y la persecución que sufren los medios en algunos lugares se hace insoportable. “Lo que pasa en muchos lugares como en México es que los reporteros, casi siempre están investigando lazos del narcotráfico con el poder, tramas corruptas y esto es incómodo”, dice Armada.

"También en España el tono general hacia la prensa se ha visto deteriorado este año", explica el reportero. Aunque la situación no es comparable con países donde asesinan a las personas, 2018 ha dejado imágenes como la agresión este viernes a Cake Minuesa cuando cubría las manifestaciones de Barcelona. “Durante el procés en Reporteros Sin Fronteras empezamos a recibir quejas de hostigamientos constantes que recibían los periodistas en las redes sociales. O directamente amenazas de muerte como sufrió el director del Periodico de Cataluña cuando publicó que la Generalitat había recibido informes de la CIA anunciando que podría estar en marcha un atentado en las Ramblas”, relata Armada.

Por primera vez este año la revista 'Times' ha dividido su reconocimiento anual entre varias figuras. La publicación elige como tema del año a profesionales de los medios asesinados como Jamal Khashoggi o Jan Kuciak y perseguidos como Maria Ressa, periodista filipina, directora general del lsitio web de noticias Rappler y perseguida del régimen de Rodrigo Duterte o Wa Lone y Kyaw Soe Oo, dos periodistas birmanos de la agencia Reuters que están encarcelados hace casi un año en Myanmar por sus investigaciones. Ellos son en este 2018: "Los guardianes y la guerra por la verdad”. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?