Últimas noticias Hemeroteca

Peligrosa confusión

No hubo manera de aclarar ayer qué funciones exactas tendrá el relator, coordinador o como llamen a la figura que el Gobierno acepta ahora para el diálogo con la Generalitat

Hace mal el Gobierno jugando a la ambigüedad sobre sus gestiones para intentar resolver la crisis constitucional en Cataluña. No hubo manera de aclarar ayer qué funciones exactas tendrá el relator, coordinador o como llamen a la figura que acepta ahora para el diálogo con la Generalitat ni en qué ámbitos va a actuar, si en la mesa catalana de partidos que ya existe, si en otra nueva o en las negociaciones Gobierno-Generalitat.

Y el Gobierno central pretendía despachar una bomba política así, con un anuncio casual en la tele por la mañana y una confirmación en los pasillos del Senado por la tarde. Y pretendía además, en el colmo de las pretensiones, que no se relacione este gesto, justo ahora, con su necesidad del voto independentista para aprobar el presupuesto.

La oposición salió en tromba a acusar al Gobierno de humillarse y aceptar la condición independentista de una mediación para aguantar en la Moncloa. Y Quim Torra, necesitado de cualquier oxígeno, aprovechó el que le lanzó el Gobierno para elevar la apuesta y difundió inmediatamente el documento que entregó en diciembre a Sánchez donde figura la exigencia del mediador internacional, documento del que no teníamos noticia.

Dijimos hace un año muchas veces que las instituciones españolas aguantarían una crisis como la catalana. Instituciones que no han necesitado de ningún aval democrático ajeno a ellas.

Así que lo primero y urgente hoy es aclarar la situación, buscar los datos precisos y evitar la confusión, porque hay mucha, mucha y peligrosa confusión. Esta mañana pretendemos convertir ‘Hoy por Hoy' en una gran plaza pública donde escucharemos a todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?