Últimas noticias Hemeroteca

El peor día en la "vida" de Julio César

El 15 de marzo del año 44 a.C. fue el día del asesinato de Julio César, probablemente el primer romano que nos viene a todos a la cabeza. Aunque eso podría ser culpa de los cómics de Astérix

()

Julio César había sido probablemente el mejor general que había tenido nunca Roma. Había incorporado toda la Galia a la república y después había derrotado a Pompeyo, otro gran general, en una guerra civil que se había luchado por todo el Mediterráneo. Pese a que Julio César siempre había dicho que no tenía ambiciones de convertirse en rey, los miembros del senado nunca se habían creído sus palabras. En gran parte, porque sus hechos parecían indicar todo lo contrario.

Una vez acabada la guerra civil, había sido nombrado dictador de por vida. Había aprovechado este poder para llevar a cabo reformas que eran muy necesarias, pero sus enemigos seguían siendo incapaces de ver nada positivo en él. Convencidos de que sólo su muerte podía salvar la República Romana, un grupo de senadores, liderados por Casio y Bruto, apuñalaron a César 23 veces el día 15 de marzo.

Lejos de salvar a la República, este asesinato propició una nueva guerra civil, que acabaría llevando a la proclamación de un joven llamado Octaviano como primer emperador romano, bajo el nombre de Augusto.

César murió, pero su nombre nos quedó como sinónimo de poder, siendo el origen tanto de la palabra alemana “káiser” como la rusa “zar”, ambas con el significado de “emperador”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?