Martes, 24 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La Hora del Planeta

"Todos los negacionistas del cambio climático son unos ignorantes"

Hablamos con la líder ambientalista nigeriana Bahijjahtu Abubakar, fundadora de RUWES, que ha conseguido reducir la pobreza energética gracias a tecnologías limpias y el empoderamiento de las mujeres

La contaminación del aire en los hogares de Nigeria causa más de cien mil muertes prematuras cada año. Las mujeres, que cocinan la mayor parte de la comida, y sus hijos son los más vulnerables

La contaminación del aire en los hogares de Nigeria causa más de cien mil muertes prematuras cada año. Se trata del segundo país mundial con mayor tasa de muertes por contaminación ambiental por las cocinas en las que generalmente están las mujeres y los niños.

Abubakar: "Se dieron cuenta de que si no hacían ellas el cambio, nadie iba a cuidar de ellas"

La líder ambientalista nigeriana Bahijjahtu Abubakar, fundadora de Rural Women Energy Security (RUWES), trabaja implementando medidas para sacar a las mujeres nigerianas de la pobreza energética estimulando a los empresarios rurales en el sector de la energía limpia y empoderando a las mujeres rurales como defensoras de las nuevas tecnologías para reducir la contaminación del aire. Su objetivo para 2020 es llevar 20 millones de cocinas limpias a las seis zonas geopolíticas de Nigeria.

Sobre el creciente movimiento juvenil contra el cambio climático #FridaysForFuture, Abubakar cree que "los niños nos están diciendo cuál es el camino y ahora los adultos tendrán que escucharles".

 

Estamos asistiendo a la expansión de un fenómeno muy interesante a nivel internacional como es el #FridaysForFuture, a una persona como usted que lleva tantos años peleando por políticas contra el cambio climático, ¿qué le parece esta expresión juvenil en las calles a favor de políticas contra el cambio climático?

Pienso que todos ellos son mis hijos porque antes todas las personas que luchaban contra el cambio climático o que hablaban de él eran vistas como si fueran locos. Y ahora estoy tan feliz de que los jóvenes estén saliendo para decir que éste es nuestro futuro y que éste es nuestro planeta. Y que ya está bien de jugar con la política porque es el momento de pasar a la acción.

Cada una de las personas es importante. Cada minuto es importante. ¡Y queremos seguir vivos! Ya no se trata de que de vez en cuando suframos una catástrofe medioambiental… esto nos está afectando ya a diario. Hablamos sobre contaminación, sobre nuestra salud, sobre nuestro modo de vida, sobre lo que nos afecta. Y no hay excusas para desvincularse de esa realidad.

Y los niños son tan inteligentes. Comprenden lo que está pasando y amo su forma de ser. Y no se autocensuran… no se preocupan por ser políticamente correctos. Ellos saben que hemos estado hablando sobre diálogo y políticas durante mucho tiempo y nos están diciendo cuál es el camino. Los políticos tendrán que escucharles.

RUWES

Esos chicos crecerán, ¿usted qué les diría de cara al futuro?

¿Sabes? No creo que ningún niño quiera hacer lo que yo hice cuando era niña. Yo robé mangos y patatas de las granjas familiares. Obviamente nunca más lo hice, pero eso me sirvió de base para saber cómo se plantan las cosas y ahora, cuando veo una granja, sé lo que están cultivando allí.

Ahora tenemos que ser capaces de dejar a los niños que sean niños. Que se den cuenta de cuál es su pasión. Muchos seguirán adelante y seguirán estudiando sobre el cambio climático y se convertirán en profesores y encontrarán soluciones. Otros serán músicos, otros serán poetas… pero compondrán, escribirán y recitarán sobre el cambio climático. Algunos serán actores y harán películas sobre el cambio climático.

Tenemos que empoderarnos. Yo sé que esta joven generación no va a despreciar esto porque están viendo las consecuencias delante todos los días. Todos los días hay análisis científicos sobre esto, y no hablamos de nuestra generación en la que todo estaba impreso. Ahora llegan a las tablets que tienen en las manos. Ellos pueden escucharlo en lugar de leerlo porque hay audiolibros. Pueden escucharlo y entender lo que están diciendo los científicos. Y estoy segura de que esta generación no lo dejará escapar. No pensemos que se cansarán y se irán a casa… si quieren hacerlo, dejemos que lo hagan.

A pesar de todo eso, aquí en occidente hay gente que culpa a las políticas contra el cambio climático de la pérdida de empleos, de la industria que mantiene a muchas familias… ¿cómo podemos convencer a esa gente de la importancia de esas políticas contra el cambio climático?

Son todos unos ignorantes. El dinero se dedica ahora a mitigar el cambio climático. Hay cosas tan maravillosas en eso… Nuevas habilidades y trabajos, nuevos negocios… Esto está pasando ya en Nigeria.

Las mujeres allí cocinan con leña y la gente vende leña. Van a los bosques, la cortan y se la llevan a sus familias. Y hay gente que hace negocio vendiendo leña. Y ahora que nosotros estamos haciendo cosas para cambiar dicen que estamos arruinando su modo de vida. Pero, ¿qué les hemos enseñado nosotras? Les hemos enseñado a ir a los bosques y a las granjas… recoger los desechos de los agricultores y hacer briquetas.

RUWES

Esto es imparable… nadie va a poder frenarlo. Nuestro planeta será más limpio y la gente que es más conservadora y teme todo esto debería salir de su confort y aprender nuevas habilidades porque son ignorantes. ¿Sabes? Tener miedo no va a impedir que el sol salga cada mañana así que lo que hay que hacer con esa gente de mentalidad anticuada y conservadora es decirles que el cambio climático es un acto de Dios… y dejarles rezar.

Pero hay políticos que están alimentando esos prejuicios, como Donald Trump

Si… y todos rezamos para que Dios les dé sabiduría. Ahora Trump dice que quiere promover el carbón, pero el mundo se está moviendo y cuando llega un huracán y se lo lleva todo. Se quedan en shock y se preguntan qué está pasando. Pues te está golpeando delante de tus narices y tienes que hacer algo. Es como cuando estás enfermo y necesitas unas inyecciones. Yo odio las inyecciones, pero las necesito para estar bien.

Y no hay tiempo que perder, cuando me encuentro a gente así intento que entren en razón porque es una cuestión de tiempo. Yo no sé qué ataduras tienen los políticos… yo nunca me meteré en política, pero hay un lenguaje universal en esto.

¿Cómo están notando el cambio climático en Nigeria?

Evidencias… yo estuve en Nigeria el pasado día 11 de marzo y me vine para acá el día 13. Pasé día y medio en mi casa y el termómetro marcaba 42 grados. Te puedes imaginar el contraste para mí al pasar de 5-10 grados a 42… ¡me entró dolor de cabeza al momento! Entonces… hace más frío y hace más calor. Las lluvias son más fuertes… Hay desplazamientos de tierra… Hay zonas que se han desertificado… De hecho, el desierto está avanzando sobre Nigeria a un ritmo de 0,6 kilómetros al año…

Pero, ante eso, yo no soy una persona que vaya a casa y me cruce de brazos. Hay que pasar a la acción. Es necesario que lo hagamos porque esto no es una desgracia. Yo veo oportunidades… veo hermosas oportunidades con las que todos hagamos frente al cambio climático a la vez que creamos empleo y reducimos la pobreza. Es exactamente lo que estamos haciendo en nuestra asociación. Yo veo esto como una oportunidad más que como una desgracia.

Usted está consiguiendo algo importantísimo con su organización “Rural Women Energy Security” que es resolver la pobreza energética que afecta a mujeres del África subsahariana. ¿Cómo lo están consiguiendo?

Lo primero que deben saber es que Nigeria es el segundo país mundial con mayor tasa de muertes por contaminación ambiental por las cocinas en las que están las mujeres. Cada año, más de cien mil mujeres mueren por enfermedades relacionadas con el humo de sus cocinas. A la vez comprobamos que las mujeres tenían que ir cada vez más lejos a buscar leña por la desertificación de los bosques. Algunas mujeres eran violadas cuando iban al bosque a por leña para sus familias. Y, ¿sabes? Una mujer que cocina todo, desayuno, comida y cena, inhala una cantidad de humo equivalente a 20 paquetes de cigarrillos cada día.

Cuando les contamos esto se volvieron locas porque todas querían seguir con vida para cuidar de sus hijos. Y se dieron cuenta de que si no hacían ellas el cambio nadie iba a cuidar de ellas, y buscamos una solución. Las empoderamos y les proporcionamos cocinas basadas en energía solar para que pudieran dejar de usar leña para cocinar.

Les enseñamos a montar las cocinas sin ayuda y a que cocinaran sin ayuda. Y una vez que aprendieran eso, podrían vender. Y ser emprendedoras. Ahora tenemos acuerdos internacionales y con el gobierno de Nigeria para desarrollar un programa de intercambio con India y aprender de las mujeres del entorno rural en India sobre cómo se organizan y cómo lo hacen ellas. Después de eso, volví a Nigeria y ahora tenemos mujeres emprendedoras, más de 300.000 mujeres emprendedoras pero la organización tiene dos millones de mujeres registradas. La clave de todo esto ha sido aplicar la tecnología existente contra el cambio climático en resolver la pobreza energética y también conseguir el empoderamiento económico de las mujeres.

RUWES

Cuando hablamos de mujeres en realidad estamos hablando de familias, porque las mujeres siguen siendo el pilar de las familias en Nigeria.

En África, la mujer es la que proporciona la energía en la casa. Es la que proporciona la alimentación a las familias, y mientras ella cocina, los niños se sientan alrededor de ella. Y si el ambiente en el que cocina es tóxico… la familia entera estará enferma. Hay niños que caen enfermos… Cuando una embarazada cocina, el niño se desarrolla en un ambiente que no es sano. Las mujeres se atan a sus hijos a la espalda y cocinan y eso no es sano… Así que no podemos transmitir de una generación a otra prácticas que no sean sanas. Eso es muy peligroso para nuestra propia salud.

Además, para nuestro ecosistema el humo tóxico se queda ahí y cualquier mujer que cocine con leña seguirá siendo un riesgo para su vecindario. Así que es importante que utilicemos la mejor tecnología.

Usted que acude a los foros internacionales y escucha a muchos líderes internacionales poner reparos contra el cambio climático, cuando les escucha negar lo que está pasando, ¿qué piensa?

Es justo por eso por lo que te dije que nunca sería política. Yo los ignoro y les deseo que se recuperen pronto porque yo sé que eso... Mira, si abro la boca me meto en problemas...

Pero lo mejor que podemos hacer es cuando un político habla sabes que tiene un discurso político. Hay que saber separar eso. En cambio, tenemos organizaciones que están ayudando a nuestras mujeres en Nigeria y vienen desde San Francisco. Vienen desde allí a ayudar a nuestras mujeres a usar tecnología y cómo puede ayudar a mitigar los efectos del cambio climático. Estas mujeres siguen cocinando, pero no emiten humos tóxicos a la atmósfera gracias a las cocinas solares. Se podría calcular la cantidad de humo que dejan de emitir a la atmósfera y pagarles por lo que contribuyen a la lucha contra el cambio climático.

Así que cuando veo a un político americano hablando no me lo tomo como algo personal. He conseguido entender que los políticos hablan de forma distinta de lo que la gente hace y de cómo actúa en el frente dándose la mano y colaborando en un trabajo real.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?