Últimas noticias Hemeroteca

'La sombra del pasado', la memoria histórica a través del amor y el arte

El director Florian Von Henkel regresa al cine alemán con una historia que mezcla ficción y realidad. Una película que demuestra el poder curativo del arte y del amor, y cómo la historia reciente sigue torturando y afectando a los alemanes

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

Los estrenos de la semana, cine clásico y series en 'El Cine en la SER'

  • Reportajes de estrenos: 04:00 a 20:00 minutos 
  • El 80 cumpleaños de Francis Ford Coppola: de 20:00 a 25:00 minutos 
  • Comedias televisivas para todos los gustos: de 25:00 a 29:00 minutos

Escucha el programa matinal de 'El Cine en la SER'

El arte y el amor son los dos elementos que vertebran La sombra del pasado, un ambicioso drama histórico de tres horas de duración que supone el regreso de Florian Von Henkel al cine alemán, después del éxito y el Oscar logrado por La vida de los otros y del fracaso de su debut en Hollywood con El turista, aquella película de acción que juntó a Johnny Depp y Angelina Jolie y que estuvo nominada sorprendentemente a los Globos de Oro.

Con La sombra del pasado ha vuelto al cine de autor. Estuvo en la sección oficial del Festival de Venecia y ha estado nominada en estos Oscar a mejor película extranjera. En ella trata de demostrar dos cosas: el poder curativo del arte y del amor, y cómo la historia reciente de Alemania sigue torturando y afectando a los alemanes. Todo esto lo hace a través de una historia que mezcla ficción y realidad. El director ha cogido elementos de la autobiografía del pintor alemán Gerard Richert, que sigue vivo y que ha denunciado al cineasta en una carta publicada en el New Yorker por haber disociado su biografía.

De esa vida, conocíamos que tenía una tía que había sido ejecutada por los nazis, pero lo que no se sabía, hasta que la prensa lo destapó y Von Henkel lo trasladó a la gran pantalla, es que su suegro, un prestigioso médico alemán que murió en los 80, era en realidad un colaborador del régimen nazi, implicado en el programa de eutanasia. La historia personal de este pintor refleja el trauma de muchas familias alemanas tras 1945, la mezcla entre sus miembros de aliados y colaboradores de Hitler y víctimas del horror nazi.

Tomando esto como punto de partida, Florian von Henkel recorre varias décadas de la historia reciente de Alemania, un pasado lleno de culpa al que los cineastas alemanes no temen acercarse. Decía el director que quizá tenga que ver con el carácter analítico de los germanos. “De alguna manera, miramos al pasado porque es inevitable, casi todas las ciudades alemanas fueron destruidas en la guerra, esa arquitectura fea, rota, nos recuerda el pasado. En cada rincón alemán nos acordamos de lo que pasó, pensamos en cómo fue posible que Alemania hiciera eso. Además, creo que por naturaleza los alemanes somos bastante analíticos, no hay más que ver que la cultura germana es la que dio vida al psicoanálisis. Así que sí, confrontamos bien el pasado”, asegura en conversación con la Cadena SER.

El protagonista es un pintor, de padre anti fascista, que vive en sus carnes el peso del Furher. Años más tarde se enamora de la hija de un médico nazi, entonces llega el periodo de la Guerra fría. Su arte se ve afectado por la censura soviética. “Ahora mismo en Estados Unidos, inclusión es la palabra más importante. La gente que hace películas sobre empoderamiento femenino, sobre las minorías afroamericanas, sobre los hispanos... Eso es algo bueno, claro, pero alguien que no la siga no debería ser castigado. La corrección política funciona ahora mismo como el stalinismo, funciona como la policía política del comunismo. Pero los artistas siempre tienen la posibilidad de obviar todas estas modas y ser libres y arriesgarse”, apunta.

El actor Tom Shilling interpreta a este artista en busca de su propia voz en tres épocas: nazismo, socialismo y el capitalismo, donde siempre hay mecanismos externos que tratan de controlar su arte. En esa montaña rusa de emociones que plantea La sombra del pasado, la historia de amor de los protagonistas, Schilling y la actriz alemana Paula Beer, a la que vimos en Frantz de François Ozon, vertebra toda esta historia. Floran Von Henkel recomendó al actor alemán Sebastian Koch que leyera La genealogía de la moral, de Nietzsche, para interpretar a ese médico nazi que mataba a todo aquel que no sirviera para la Alemania aria. La sombra del pasado es un ‘Amar en tiempos revueltos’ centrado en Alemania, que recuerda a la serie Deuthchland 82, un drama que permite al director hablar del poder del amor y del arte y cómo ambos se ven afectados por el contexto político.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?