Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Una estrategia para pacientes crónicos y más convocatorias del MIR, claves para mejorar la Sanidad Pública

Pacientes y profesionales sanitarios nos cuentan qué le piden al Gobierno que salga de las urnas el día 28 de abril.

Enfermera del Hospital de Mollet (Barcelona) controla los signos vitales de una persona ingresada. /

En España faltan al menos 10.000 médicos. Eso asegura el portavoz del Foro de la Profesión Médica, Antonio Miralles. A pesar de ello, recalca que nuestro sistema de salud es muy bueno, "y la prueba es que durante muchos años ha funcionado bien. Pero con motivo de la crisis, a partir del año 2010 aproximadamente, este sistema ha empezado a tener recortes, a perder profesionales, y las condiciones de esos profesionales han empeorado".  Antonio Fernández-Pro Ledesma, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, comenta que "hay que modificar la política de recursos humanos en dos sentidos: uno, evitar que los profesionales que acaban la especialidad se nos vayan y sigan esos flujos migratorios fuera del país, y otro, crear las suficientes perspectivas y los escenarios favorecedores para que los que se han ido vayan volviendo".

La falta de médicos se agrava cuando salimos de los hospitales de las grandes ciudades y nos vamos a los centros sanitarios de las pequeños núcleos de población, donde en muchas ocasiones faltan especialidades, y también en las zonas rurales. "Esas plazas de difícil cobertura lo son ya por propia definición, pero lo que hay que hacer es racionalizar en base a incentivos. Lo primero que es necesario para que se despueble una región es privarla de servicios, y lo que no podemos hacer es desvertebrar más el país", dice Fernández-Pro. Miralles puntualiza que esos incentivos no son solo económicos, sino que implican también "que tengan una promoción profesional adecuada y contratos estables". Sin esos incentivos, es complicado que un médico quiera ir a lugares donde las condiciones de trabajo son normalmente más difíciles.

Más convocatorias para el MIR

Miralles insiste desde el Foro de la Profesión Médica: "si se cubriesen las plazas de esos 10.000 médicos, probablemente se solucionaría también el problema en las zonas rurales, pero si no la situación va a ir a peor en los próximos años cuando más personas se jubilen". Desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, Fernández-Pro advierte que el MIR "es un sistema único a nivel estatal tradicionalmente bien valorado, en el que no podemos entrar en una guerra de profesionales en función de la Comunidad Autónoma, tiene que ser un sistema estatal donde todo el mundo se sienta a gusto".

Le preguntamos también a Francisco Miralles si piensa que la solución a los problemas del sistema público de salud pasa por una reforma del MIR. Aunque Fernández-Pro asume que es un sistema que se tiene que ir adaptando a los tiempos, Miralles no cree que haya soluciones únicas.

El tratamiento de enfermos crónicos

Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, plantea más soluciones a los problemas del sistema. Pasan por mejorar la estrategia para el tratamiento de los enfermos crónicos, ya que, asegura, el sistema se centra ahora mismo en las patologías agudas, puntuales. En palabras de Escobar, "los enfermos crónicos tenemos una patología que es para toda la vida. El manejo de esa enfermedad requiere un seguimiento mucho mayor que el de un problema agudo, nos volvemos pluripatológicos. Pero las personas con enfermedades crónicas no todos los días estamos mal. Si cuando tenemos un momento agudo sabemos responder bien y el sistema está bien organizado, podremos recurrir mucho menos al sistema de salud y tener mejor calidad de vida".

"No cabe ninguna duda de que la sociedad está cada día más medicalizada. La estrategia para repensar este sistema pasa por un control de agenda, racionalización en el uso de los servicios sanitarios y fomentar el autocuidado de los pacientes crónicos cuando puedan asumirlos", dice Fernández-Pro.

En 2012, según Escobar, estaba preparada una estrategia de cronicidad que finalmente no se ha implantado de manera equitativa en todas las Comunidades Autónomas y en la que sigue habiendo carencias.

Apuesta por el sistema público

 "Las personas, cuando nos diagnostican una enfermedad crónica normalmente acudimos al Sistema Nacional de Salud", cuenta Escobar. "Nos da esa sensción de solidez y protección ante lo que nos pasa. Tenemos un sistema de salud muy bueno y por eso lo tenemos que proteger". La presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes apuesta por fomentar la continuidad asistencial, la coordinación entre los profesionales que nos atienden a todos los niveles, desde los farmacéuticos a los médicos, y entre los servicios sociales y los sanitarios. Es fundamental, para Escobar, que los pacientes sientan que se les ve como personas, porque "la persona no se separa de la enfermedad".

Según Miralles, "que se cubran las plazas de médicos perdidas durante estos años evitará que tengamos a las personas en listas de espera o en consultas de atención primaria de 5 minutos". El portavoz del Foro de la Profesión Médica es optimista. Piensa que el sistema público no tiene otra posibilidad que no sea mejorar, "porque si los políticos no quieren mejorarlo, serán los ciudadanos quienes lo exijan".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?