Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Sindicatos y colectivos piden que las pensiones se sigan vinculando al IPC

UGT y Comisiones Obreras aseguran que en los últimos años, con la reforma del 2013, los pensionistas pierden progresivamente poder adquisitivo. Mientras, los colectivos de pensionistas se siguen movilizando desde Bilbao y en otras ciudades del país.

Pensionistas vizcaínos durante una movilización ante el Ayuntamiento de Bilbao para reclamar unas pensiones públicas "dignas". /

Alfonso Sierra es uno de los miembros de Nagusiak, uno de los colectivos que se manifiestan habitualmente desde hace año y medio frente al ayuntamiento de Bilbao, pidiendo unas "pensiones dignas". Y es que las actuales, dicen ellos, no lo son. Creen, en primer lugar, que se deben seguir vinculando al IPC (Índice de Precios al Consumo), y jamás a cualquier otro indicador.

En Nagusiak se niegan tajantemente, igual que los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, a considerar el planteamiento de PP y Ciudadanos de que las pensiones se vinculen al crecimiento económico. "Consideramos esto un abuso de poder y una cesión a los poderes fácticos", dice Sierra. Manuel Cobo, Secretario de Organización de la Federación de Pensionistas y Jubilados de Comisiones Obreras,  piensa que una medida como esa supondría que los pensionistas perdiesen progresivamente su poder adquisitivo. Algo que ya pasa - comenta -, desde la reforma de 2013 del Partido Popular. Según Cobo, "con los planteamientos de Pablo Casado, en 15 años se rebajarían las pensiones más del 30 por ciento. El problema lo tiene la gente que se tiene que ir jubilando, la gente joven".

Mari Carmen Barrera, Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social en UGT, denuncia que "el hecho de que se vincule al crecimiento de la economía, que en definitiva es decir que los gobiernos decidirán, en función de la situación económica del país, lo que sube una pensión, es absolutamente injusto. Conculca el derecho del trabajador a tener una pensión digna. La pensión tiene que poder afrontar el gasto, en los niveles en que se produce en cada momento, y eso lo marca el IPC".

Sistema público de pensiones

Por otra parte, Barrera dice que la principal batalla sindical está ahora mismo en la defensa del sistema público frente a los planes de pensiones privados. "Tras la quiebra del sistema, con la burbuja inmobiliaria, las entidades bancarias aseguradoras están detrás de ese negocio, y van a seguir estando. Ahí están todas las modificaciones legales que hizo el anterior gobierno, prácticamente al dictado de los fondos de pensiones".

Además, Barrera admite que hay que garantizar una pensión mínima, superior a la actual. También en el caso de las no contributivas, es decir, las de aquellas personas que no han cotizado nunca a la seguridad social y a las que se garantiza un mínimo. "El resto de conceptos salariales o asimilados al salario, como es la pensión, deben estar cercanos, o en el entorno del salario mínimo. Ni la mitad ni la tercera parte, como sucede ahora en algunos casos", sentencia Barrera.

Brecha de género en las pensiones

Uno de los problemas menos denunciados del sistema actual de pensiones es la diferencia notable que existe entre hombres y mujeres. En general los salarios femeninos suelen ser más bajos, incluso en el mismo puesto de trabajo. Si a esto le añadimos que "el cuidado de los mayores, de los niños, la maternidad, son cuestiones tradicionalmente atribuídas a las mujeres en nuestro país, y nadie se ha preocupado de cubrir esos huecos en las cotizaciones", las pensiones son también más bajas. Desde UGT Mari Carmen Barrera dice que el Estado debería encargarse de solucionar esta situación: "lo que no pueden hacer las leyes es condenar a una discriminación a las mujeres".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?